Usan una excavadora para intentar salvar al perrito atrapado en un canal de agua

Un héroe local se ha ganado los aplausos de todos en Internet al rescatar del ahogamiento a un indefenso perrito. Se trata del albañil Abel Murillo, un ecuatoriano que actúo con rapidez y valentía cuando le informaron que un can era arrastrado por el agua que circulaba por un canal de riego.

El perrito luchaba en vano por salir del canal, pero la suerte parecía estar echada.Perrito

Sin embargo, la astucia del grupo de constructores que trabajaban en la zona logró salvar al perrito. Al parecer otros de los albañiles ubicados en una parte más alta del canal se percataron de la situación y dieron la alerta a sus compañeros.

En ese último grupo de trabajadores se encontraba Abel, quien no dudó ni un segundo en lanzarse a la empresa para rescatar al peludo.

Pero el constructor no trabajó solo.

El grupo utilizó la excavadora para acercar a Abel hasta el canal y esperar el momento en que el perrito apareciera en el panorama. Para estos hombres no había oportunidad de cometer el más mínimo error.

Abel debía actuar con fuerza y precisión para rescatar al perrito de la corriente de agua, pero a su vez saber cómo mantenerse firme sin que la velocidad del animal terminara por tumbarlo a él también.

Mientras esto sucedía alguien decidió registrar el rescate y la curiosa escena fue aplaudida por todos. Rápidamente el vídeo se viralizó. Muchos usuarios quedaron conmovidos por la nobleza de estos hombres que decidieron rescatar al perrito.

Una vez Abel lo tiene entre sus manos no lo suelta, sino que se aferra con fuerza hasta subirlo a la excavadora y allí comienzan a sacarlos del canal.

Los compañeros no podían creer la hazaña, todo fue muy rápido.

Pero parece que tanto el mestizo como los humildes hombres estaban bendecidos y destinados a encontrarse.

Los albañiles estaban en el lugar indicado, y en el momento indicado, pues de no haber sido de esa manera seguro la historia del perrito fuese hoy otra.

Tras darse a conocer el caso, se supo que el animalito asustado incluso llegó a morder a Murillo durante el rescate, pero por nada del mundo este hombre lo soltó.

Definitivamente Abel es un verdadero héroe y uno de los más entregados que hemos visto.

Además de este pormenor, también se supo que los albañiles intentaron darle primeros auxilios al animal, una vez estuvo fuera del agua.

Después lo alimentaron y le dieron una ducha, pero lo más tierno es que entre todos hicieron una colecta de dinero para cubrir la consulta médica del perrito.

Se sentían comprometidos con él.

Estos hombres humildes se desprendieron de parte de su sueldo para pagar la consulta veterinaria del perrito. Para ellos este animal estaba destinado a vivir y ahora que lo salvaron no quieren dejarlo solo.

Según comentó Abel para un medio local, el perrito habría caído al canal cuando se abrieron las compuertas y en ese instante los trabajadores fueron informados de la situación así que decidieron actuar y armaron el plan que incluía la excavadora.

Mientras intentaban rescatarlo, los trabajadores le silbaban y gritaban al animal.

“El perro estuvo a punto de soltarse porque, con la fuerza del agua, el perro golpeó el balde y quiso meterse debajo.

Entonces, lo que hice fue agarrar al perro y me mordió, pero solo con un ligero mordisco.

Todavía podríamos sacarlo. Estaba en mal estado. Recolectamos dinero entre todos y lo llevamos al veterinario que le puso unas inyecciones”, explicó.

Estos hombres han demostrado la calidad humana de la cual están hechos, pues no solo liberaron al perrito del canal sino que se preocuparon por atenderlo después del accidente.

Sin duda que hay gente buena en este mundo y solo esperamos que el indefenso animal sea adoptado y no se meta en más problemas.

Los animales sin hogar están constantemente expuestos, por eso si está entre tus posibilidades recuerda ayudarlos y hacerlos parte de tu vida. No te arrepentirás.