Perrito rescatado sonríe a todas las personas que lo visitan suplicándoles un hogar para siempre

Son miles las historias de abandono y rescate que llegan a diario pero no por ello hay que dejar de darles la debida importancia, pues más que un número se trata de una vida que debe ser resaltada. Por esa razón hoy queremos hablarte del caso de Bodie, un mestizo de pastor alemán que por años ha suplicado por una nueva oportunidad.

Enlaces patrocinados

Este peludito merece tanto amor como cualquier criatura.

Bodie es uno de los canes rescatados por la organización Colonial Capital Humane Society en New Bern, una ciudad del condado de Craven en Carolina del Norte (Estados Unidos).

Cuando sus salvadores lo encontraron el pobre presentaba evidentes signos de desnutrición y su ánimo estaba realmente quebrantado pero desde su rescate, en junio del 2020, Bodie ha recibido la atención y cuidados necesarios.

Ahora no sólo ha logrado recuperar algunos kilos, sino el ánimo para seguir adelante.

Este pequeñín había sufrido tanto en la calle que no sabía lo que significaba ser un perro feliz.

“Cuando Bodie vino a nosotros en junio del año pasado, era un callejero, estaba súper delgado, tenía pulgas y garrapatas por todas partes y realmente no sabía cómo ser un perro“, dijo Madison Newman,

El cariño que sus cuidadores le han brindado cambió por completo el panorama y ahora Bodie está listo para cautivar a cualquier familia.

Enlaces patrocinados

“No era muy confiado pero ha llegado tan lejos desde entonces. Es genial con otros perros; al principio se asusta un poco cuando te conoce, pero entra en ambiente bastante rápido. A Bodie le irá bien con los niños, perros, en realidad con cualquier familia“, agregó Newman.

En cuanto a los gustos de este chiquillo, su cuidadora temporal Madison Newman explicó que Bodie es amante de los paseos, sin embargo, las sombras de su pasado aún lo persiguen y atemorizan.

“Le gusta salir a caminar, pero necesita un poco de trabajo en eso, porque todavía le tiene un poco de miedo al mundo. Pero se está acostumbrando a todo el mundo y solo quiere una familia“, expresó.

Bodie es el claro ejemplo de superación de cualquier peludo que ha sufrido maltrato y ha pasado necesidad en la calle. La criatura tiene un corazón tan grande dispuesto a alegrarle la vida a cualquiera. 

Este chico de dos años y medio espera hallar un hogar.

Enlaces patrocinados

Este pequeño está listo para la adopción, así que cualquier interesado puede ingresar a la página de la Colonial Capital Humane Society y acordar una cita con ellos. Bodie estará encantado de conocer gente nueva y siempre regala sonrisas con el fin de enamorar a quien pueda ser su nueva familia.

Todos merecen ser feliz, comparte el caso de Bodie y ayúdanos a darle difusión para que pronto encuentre el hogar que se merece.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!