Poco antes de fallecer su perro lo esperó durante 2 días inmóvil frente a la puerta de la casa

Para los animales domésticos no existe peor espera que tener que pasar un instante sin sus padres humanos que tanto aman. No importa si son 5 minutos o días de separación, ellos siempre nos recibirán con todo su amor.

Tal como hizo un cariñoso perrito que padece de discapacidad auditiva, llamado Cotton, después de esperar durante dos largos días a su papá humano, un soldado de la Guardia Nacional de Oregon, en los Estados Unidos, de nombre Phil.

Aunque fue un breve período de tiempo, para el adorable pitbull de color blanco ¡los 2 días parecieron una eternidad! El pobre perrito no pudo dejar de estar triste y retraído desde que su padre tuvo que ir a un entrenamiento militar.

Estaba devastado

Debido a que no encontraba consuelo sin la presencia de su padre, el perrito pasó los dos días al pie de la puerta de su casa, levantando la cortina de la misma para vigilar la llegada de cualquier persona que entrara a la propiedad, con la esperanza de que fuera su amigo.

Los minutos de separación seguían corriendo y, a pesar de que estaba acompañado de su madre humana, Cotton se mantenía renuente a alejarse de la puerta de entrada, ¡quería ser el primero en recibir a su padre!

Afortunadamente, cuando menos lo esperaba, Cotton vio una cara familiar acercarse a la casa a lo lejos. El perrito no estaba convencido de lo que veía, así que levantó lo más que pudo la cortina y empujó su cabeza para ver si era su Phil volviendo a casa.

¡El perrito apenas podía contener su emoción cuando se dio cuenta de que, efectivamente, su padre había vuelto! Cuando Phil entró por la puerta, Cotton saltó de alegría de un lado a otro, sobre las piernas del soldado.

Lo extrañó mucho

El canino no sabía cómo expresar a su humano cuánto lo había extrañado. Lo llenó de besos y mimos con sus patitas. ¡Qué dulce reunión! ¡Por fin su familia estaba junta de nuevo y no quería volver a pasar un solo momento sin uno de sus padres!

Lamentablemente, poco tiempo después de la emotiva reunión con su padre, Cotton se enfermó debido a su vejez. Phil y su familia tuvieron que tomar la difícil decisión de dormirlo para evitar que continuara sufriendo sin ningún tratamiento que pudiera aliviar su dolor.

El dulce perrito falleció en los brazos de su padre, sabiendo que había vivido una vida plena y feliz.

“Me encanta ver esta reunión, pero lamento saber que este dulce perrito ha cruzado el puente del arco iris. Muchas bendiciones a la familia”, comentó un internauta.

¡Vuela alto hermoso perrito!

Sin duda, no hay nada más puro y sincero que el amor de un animal. ¡Vuela alto Cotton! Tu legado siempre estará en nuestra memoria.

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y nunca dejes de llenar de mimos a tus animales, nunca sabes cuando será la última bienvenida a casa.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!