Perrito viejo que nadie quiere se resigna a un destino incierto y se aferra a su perrera

Son muchos los perritos que cada día esperan en el refugio por alguien que llegue y los haga parte de su familia. Lamentablemente, perritos de todo el mundo pasan toda su vida resignados esperando lo peor. Nuestra protagonista Summer, pasó gran parte de su vida en el centro de rescate Villalobos dirigido por Tía Torres y su noble familia.

Summer es una perrita mayor.

Con el paso del tiempo la perrita se convirtió en la visitante que más tiempo ha pasado en las instalaciones del refugio.

La familia Torres perdió la esperanza que la adorable peludita tuviera una familia de verdad, por lo que decidieron hacer lo posible para darle toda la atención y el amor que un perrito merece.

La perrita llegó al refugio cuando tan solo tenía 8 semanas.

Hoy día la perrita es una adulta, ahora está envejeciendo y las probabilidades de encontrar a alguien que quiera llevarse un perro viejo a casa son casi nulas. A Torres le rompe el corazón saber que por tantos años pasó indiferente ante los ojos de los adoptantes.

Desafortunadamente, los años están haciendo su trabajo y le están dejando secuelas a la Summer, su estado físico empeora con el paso del tiempo, tiene artritis grave lo que hace que sus patitas estén dobladas.

Los perritos viejos o enfermos tienen mayores dificultades para ser adoptados.

A diferencia de otros perros se mueve más despacio, a pesar de sus limitaciones físicas, Summer emocionalmente es una perrita muy feliz y agradecida.

Cuando los adoptantes llegan al refugio Torres y su familia escuchan lo que están buscando, estos escogen sus candidatos y se llevan a casa a un perrito al que le cambian la vida. Si bien Summer algunas veces fue candidata nunca fue elegida para pertenecer a una familia.

La suerte de Summer cambió tras publicar su historia en la página del refugio.

Afortunadamente la historia cambió cuando Eileen escuchó sobre la perrita a través de la página principal del refugio. La mujer supo al instante que el perrito le pertenecía, sin perder tiempo contactó a los del refugio quienes no podían creer que había alguien interesado.

Eilenn viajó hasta el refugio y no pudo contenerse cuando vio a la adorable perrita. Torres le comentó las dificultades que tiene Summer pero esto no detuvo a la mujer.

Eileen le ofrece a Summer lo que siempre soñó, ahora tiene una hermosa familia.

La noble mujer argumenta que la perrita la necesita y ella está para ayudarla. El siguiente paso fue completar el papeleo para que la hermosa Summer comenzara una nueva vida donde seria tratado como un miembro más de la familia.

Acciones como estás son las que hacen la diferencia, deseamos más personas se animen adoptar y realicen un gesto de amor por los perritos más vulnerables.

No dejes compartir esta nota es tus redes y hagamos viral el final feliz de una perrita que logró tener una familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!