Lo confunden con un perro guía pero él es quien perdió la vista y necesita mucha ayuda

Tao es un hermoso perrito Golden que se encuentra acostumbrándose a su nueva forma de vida. El pobre comenzó a mostrar extraños síntomas hace un tiempo y su dueña, Melanie Jackson, sospechó que se trataba de algo realmente serio.

Tao vive en la ciudad de Somerset en Inglaterra.

Tao fruncía la cara de tal manera que se podía ver que estaba sintiendo mucho dolor. Una visita al veterinario confirmó sus peores sospechas. El peludito estaba perdiendo la vista y se trataba de un proceso realmente difícil para él.

“Vas a creer que estoy loca, pero creo que Tao está perdiendo la vista”, le dijo Mel a su pareja antes de llevarlo al veterinario.

Una serie de pruebas revelaron que el problema del golden se encontraba en sus ojos. Uno de ellos tenía un serio caso de glaucoma y la situación se encontraba en un nivel tan avanzado que ya era demasiado tarde. La única opción era remover ese ojo.

“Si puedes imaginar una migraña y multiplicarla por cien, ese era el dolor que sentía”, explicó el veterinario a Mel.

El glaucoma estaba causando que Tao acumulara líquido y no encontraba la manera de drenarlo. Al principio pensaron que no sería tan grave y que podría seguir viendo a través de su otro ojo pero las cosas siguieron complicándose.

“Algunos creen que es mi perro guía pero en realidad es él quien está ciego y que necesita una humana que lo guíe”, bromea Melanie.

La primera operación resultó todo un éxito pero meses después Tao desarrolló glaucoma en su segundo ojo. Había que actuar lo más rápido posible así que también decidieron extraerlo.

El proceso de recuperación no ha sido nada sencillo. El mundo entero de este perrito cambió de manera muy brusca pero él busca el apoyo de su madre para sentirse seguro y continuar con sus paseos diarios.

“Es asombroso. Ha recibido mucho entrenamiento y ha vuelto a sentirse seguro en sus paseos. Cuando siente que viene alguien se queda quieto a mi lado”, explicó Melanie.

Al principio Tao tenía muchos problemas para adaptarse y no paraba de chocar contra las paredes.

La familia buscó apoyo en los entrenadores de The Kennel Club y gracias a ellos lograron modificar la casa para que fuese un lugar mucho más seguro para Tao. Ahora, cuentan con alfombras especiales y la que se encuentra en la entrada produce un olor especial. Esto le ayuda a entender que ha llegado la hora de su paseo.

Usa las diferentes texturas para ubicarse en las diferentes zonas de la casa”, explicó Melanie.

Es un verdadero alivio saber que el hermoso Tao se encuentra sano y salvo después de haber sido sometido dos operaciones tan delicadas. Su vida tuvo que dar un inesperado giro pero gracias al apoyo de su familia seguirá siendo un peludito feliz y especial.

No dudes en compartir esta nota para ayudar a crear conciencia sobre el glaucoma y el peligro que puede significar para los perritos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!