Perritos callejeros logran tumbar una bicicleta cargada de leche para tener algo que comer

Los perros callejeros también sufren hambre y olvido desde que la población vive confinada por la pandemia del nuevo brote de coronavirus. El cierre obligatorio de los restaurantes priva a los gatos y perros que viven en las calles de las sobras y de los cubos de basura donde suelen agruparse.

Enlaces patrocinados

Miles de perritos alrededor del mundo no tienen un hogar

Tampoco los habitantes y comerciantes salen de sus casas para alimentarlos. Lo cierto es que, para muchos vagabundos de cuatro patas, casi omnipresentes en la mayor parte de las ciudades, las restricciones impuestas por el mortal brote viral significan una sentencia de muerte.

En Nueva Delhi, India, fue captado un video que se ha hecho muy popular en Internet en los últimos días. En las imágenes se puede observar a un par de peludos dejados a su suerte y sin ninguna ayuda, derrumbando desesperadamente una bicicleta cargada con unos envases con leche para poder llevarse algo al estómago.

Su acción demostró lo necesitados que pueden estar estos inocentes animalitos, sin otra forma de conseguir alimento más que lo que se tropiezan mal parado en las calles, o lo que buenamente les pueda ofrecer una persona generosa que se sensibilice ante su lamentable situación.

El grupo de cuatro canes comienzan a observar la bicicleta estacionada, e inmediatamente se percatan de que hay leche dentro de un envase sobre ella. Comienzan a rodear el vehículo, como ideando la forma de obtener el preciado líquido que sacie su hambre, al menos momentáneamente.

Enlaces patrocinados

Solo buscaban algo de alimento

Uno del cuarteto probó jalando una tela que había en la bicicleta, y cuando esta cayó al suelo la leche se derramó por todo el lugar. Luego, el resto del grupo se acerca a beber del botín hasta que, finalmente, el dueño de la leche y la bicicleta se da cuenta de lo sucedido y se acerca a levantar su vehículo con resignación.

“Algunos perros se mueren de hambre por la leche. No podían controlar su hambre, así que simplemente sacaron una correa de tela de la bicicleta y la leche estaba por todas partes. Estaban felices de obtener algo por fin”, comentó el medio digital encargado de publicar el video.

Y es que, definitivamente el hambre no discrimina. Cuando se está necesitado, a veces se toman decisiones desesperadas, provocadas por la propia carencia. Muchas de ellas pueden ser incorrectas, no se miden las consecuencias, menos cuando se trata de unos hambrientos perros callejeros.

Enlaces patrocinados

“Quizás ese poco de leche haya aliviado un poco su hambre, pero lamentablemente, deben sufrir las consecuencias de vivir en la calle”, escribió un internauta a propósito de la publicación.

Muchos de estos perros, al crecer y ya no poseer la ternura que ostentaban cuando cachorros, son dejados por su cuenta y riesgo por sus humanos. En la actualidad, algunas personas proponen campañas de esterilización, vacunación contra rabia entre otras soluciones al problema.

Recientemente, varias personas organizadas han tomado la iniciativa de colocar recipientes con agua y comida en las afueras de sus viviendas para que sirvan como un pequeño oasis a estos perros, mascotas que viven hambre, dolor y muerte en silencio, fuera de un hogar que les brinde el cariño y el cuidado que merecen.

¡Merecen una vida digna!

Comparte esta historia con tus seres queridos. Es urgente sensibilizar a la sociedad para crear una cultura de la adopción y para que sepa que los perritos en situación de calle están expuestos a malos tratos.

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!