Perritos callejeros sabrán lo que es el amor y comer manjares, tendrán su propia cena navideña

Las emociones se revuelven, se potencian, lo abarcan todo. Nos guste o no nos guste, la Navidad se vuelve cada año, un tiempo donde el corazón late más fuerte y los ojos se empañan más seguido. ¿Las razones? Tan infinitas como peces hay en el mar. 

Sea porque queremos estar con quien no podemoso porque se imponen encuentros que no deseamos, o porque nos sentimos solos; porque el dinero no alcanza, o porque hay dinero, pero falta amor, por un montón de cosas, las emociones, en diciembre, nos habitan a flor de piel, a fin de cuentas, la Navidad es una bonita excusa para amar la vida, sea como sea. 

Pero para los perritos callejeros esta realidad ni les va, ni les viene: para ellos todos los días son igualmente duros en la lucha por la supervivencia. 

Por ello, y conscientes del problema, la fundación Ama Vivir Calama, de la ciudad de Calama, en Chile, se ha dado a la tarea de realizar una cena navideña muy especial para todos los perritos que residen en la fundación, incluyendo a los que no lo hagan y se quieran sumar al agasajo perruno. Todos están invitados. 

Pueden asistir a la gran cena navideña todos los perritos en situación de la calle de la ciudad

La generosa iniciativa lleva por nombre “Navidad de los Perrunos 2019” y tiene la finalidad de brindarles un momento diferente a estos animalitos y puedan disfrutar de una cena muy especial, por cuenta de un grupo de extraordinarios seres humanos que solo buscan entregarles un poco de cariño a estos seres, que tanto sufren a diario. 

El objetivo se centra en que los perritos puedan comer algo distinto una vez al año, darles algo sabroso a su paladar, ya que vienen todos de realidades muy crueles y duras, como atropellos, maltratos y abusos, comiendo tierra y basura. Y si bien en el refugio tienen su comida como corresponde, la idea es poder hacerles algo distinto”, aseguró Carla Velásquez, presidenta de la fundación chilena Ama Vivir. 

Los alimentos que adornarán la mesa de estos canes la noche de Navidad, serán recolectados a través de donaciones de los propios habitantes de Calama, quienes también podrán compartir y generar vínculos con los peludos y celebrar juntos el mágico momento de la llegada del niño Dios a la Tierra. 

Por su parte, la presidenta afirma que la intención es que cada contribuyente pueda asegurarse de que los recursos están siendo bien utilizados en el proyecto, y no en otra cosa 

Nosotros somos bien transparentes cuando hacemos campañas y nos gusta también que se pueda comprobar que las cosas llegan a su destino”, agregó Velásquez. 

La actividad se realizará el 28 de diciembre a partir de las 2 en punto de la tarde en la sede de la fundación. Todos los detalles para quienes estén interesados en colocar su granito de arena para la realización de esta noble causa, se pueden encontrar en las cuentas en redes sociales de la fundación Ama Vivir. 

Es bonito leer buenas noticias, y la Navidad tiene que ver con eso, con festejar las buenas nuevas, compartiendo buena comida, celebrando el encuentro con otros. No tenemos por qué sumarnos a la carrera por comprar objetos, cosificando emociones y gestos de amor. 

Podemos, en cambio, ponernos creativos y pensar una celebración acorde a nuestros valores e ideales, acercando el festejo a su verdadero espíritu: la unión entre los seres. 

Comparte esta hermosa historia de Navidad con tus seres queridos, familiares y amigos y fomenta el valor de la generosidad y el amor por los demás todos los días del año. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!