Dos perritos hermanos tienen un tierno encuentro en la calle y se reconocen de inmediato

La condición de hermanos es la misma para los humanos que para los perritos. Ese vínculo de amor es demasiado estrecho e importante. Se trata de una relación indisoluble de complicidad la que nace entre dos seres originados de un mismo vientre, tal como lo demuestra nuestra singular historia.

Monty y Rose son dos hermanos separados que nunca se olvidaron el uno al otro.

hermanos

Sus protagonistas principales son, esta vez, dos hermosos caninos de raza cockapoo llamados Monty y Rose. Resulta que son hermanos de la misma camada, sin embargo, ambos fueron separados cuando apenas eran unos diminutos cachorritos lactantes.

Aunque parezca mentira, es mucho lo que una caminata vespertina puede lograr, ya que, fue durante un paseo cuando ocurrió lo inesperado. A pesar de que Monty y Rose no supieron nunca más el uno del otro, se reencontraron en la calle y de inmediato se reconocieron como en el primer día.

hermanos

Y es que, siempre se amaron, extrañaron y esperaron con ansias, hasta que el milagro sucedió. La escena de su tierno abrazo de bienvenida mutua fue captada y subida en una publicación que cautivó a cientos de miles de corazones, a todo lo largo y ancho de las redes sociales más conocidas en el planeta.

Por su parte, la orgullosa madre humana de Rosie, Susan Killip, contó a un prestigioso medio de comunicación local que los dulces hermanitos nacieron en junio, junto a otros cuatro cachorros.

Eran seis perritos, pero, desde el principio Monty y Rosie siempre fueron inseparables”, comentó Susan.

En cuanto al caso de Monty, su familia adoptiva es amiga cercana y vecina de Susan. Normalmente solían visitar a la perrita. Sin embargo, sin saber exactamente la razón, Monty volvió a perder el contacto con su hermana peluda. No fue sino hasta después de diez meses cuando por fin ocurrió esta inesperada reunión.

Fue tan encantador ver cómo ambos se vieron y, de inmediato corrieron el uno hacia el otro. Se abrazaron saltando de alegría. Fue realmente sorprendente que ambos se recordaran después de tanto tiempo. Diez meses, para ser exactos”, añadió Killip.

La autora de esta emotiva y conmovedora publicación responde al nombre de Libby Pincher. Simplemente, Libby difundió la conversación que tuvo con su padre en la cual este le contó todos los pormenores de lo sucedido entre Monty y Rosie. Ahora, es un bello regalo de hermandad que se volvió viral entre los cibernautas.

Entonces, Dave estaba paseando a su perro, y había una pareja caminando hacia él con una versión blanca de su mascota. Resultó que eran hermanos de sangre, uno macho y una hembra. Pero en lugar de simplemente jugar como lo hacen con otros perros, se abrazaron como si fueran humanos”, narró aquel hombre.

No importa si la ciencia no haya podido demostrar si en verdad dos animalitos como Monty y Rose se pueden llegar a reconocer después de tanto tiempo. Susan Killip y el resto de su familia quedaron más convencidos de que, en este caso excepcional, vaya que sí lo lograron.

Lo único que se sabe es que los perros actúan principalmente gracias al sentido del olfato. El olor de sus cuerpos queda en la memoria de los demás perros durante largos períodos.

Entonces, dados todos estos elementos, podemos concluir que, en verdad puede ser posible que los hermanos caninos logren encontrar o reconocer características familiares y similares en otro perro, tal como nos lo ha demostrado con creces el caso de Rosie y Monty.

Ambas familias esperan hacer más frecuentes estas reuniones entre ambos hermanitos, para evitar que vuelvan a perder el contacto. Una vez que todas las restricciones por coronavirus se vuelvan más laxas, Monty y Rosie podrán volver a retozar y a hacer de las suyas como en el pasado.

No cabe duda que el lazo que existe entre los animales es inquebrantable a pesar del tiempo y la distancia.

Más noticias sobre: