Llega justo a tiempo y rescata a un perro anciano abandonado en una bolsa de basura para morir

Una mujer caminaba por un parque en Nueva York, pero nunca se imaginó lo que estaba a punto de encontrar. Algo en la basura llamó su atención y al examinar se dio cuenta que había un perro dentro de una bolsa de basura, que estaba a punto de morir; ella llamó inmediatamente a las autoridades, quienes en minutos acudieron al lugar y se pusieron en contacto con una organización de rescate.

Uno de ellos, Griffin Rosen, había adoptado una mascota en New York Bully Crew, por lo que su fundador Craig Fields acudió inmediatamente.

El perro tenía por nombre St. Vincent y tenía alrededor de 10 o 12 años, él no solo estaba en la bolsa, también habían atado su hocico, estaba ensangrentado, su piel muy maltratada y su estado de salud era deplorable. Inmediatamente, lo llevaron a Veterinary Emergency & Referral Group North, en Gowanus, un hospital de animales en Brooklyn.

Todos estaban impresionados con el estado en que St. Vincent llegó, de hecho no estaban seguros de que pudiera recuperarse o si moriría esa misma noche. Su piel tenía múltiples llagas que evidenciaban la negligencia con la que fue tratado; el Dr. Brett Levitzke explicó que eso ocurrió porque día a día alguien lo veía dormir sobre su propia orina y no hacía nada por ayudarlo.

“Es el peor caso que he visto durante toda mi carrera”, completó el veterinario de más de 20 años de experiencia.

En contra de todo pronóstico, St. Vincent fue aceptando muy bien el tratamiento y poco a poco su salud fue mejorando. Además, él resultó ser muy noble y extremadamente amable durante toda su etapa de recuperación, nunca le gruñó a algún miembro del equipo médico o voluntario, era increíble que alguien le hiciera eso.

St. Vincent se ganó el amor de todos, mientras se preparaba para conseguir una nueva familia.

“Desde que tuvo fuerzas para levantar su cabeza, lo único que ha expresado es amabilidad”, dijo el doctor Levitzke. Finalmente y como era de esperarse, cuando estuvo listo alguien decidió adoptarlo y brindarle el amor que se merece por el tiempo que le quede de vida.

“Él tiene esa mirada de alma vieja y dulce, se puede ver en su rostro que solo es un gigante amable”, dijo Brett.

LittleThings / NYDailyNews

Aunque afortunadamente St. Vincent logró recuperarse y fue rescatado a tiempo, no olvidemos que el abandono de animales es un delito. La forma en que lo hicieron con él es realmente grave, le quitaron todas las oportunidades de sobrevivir por sus propios medios, lo dejaron ahí con el objetivo de que muriera sin que nadie lo escuchara o lo viera y eso merece ser penado.

Comparte esta historia y no dudes en denunciar si te encuentras con un caso de negligencia o maltrato animal.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!