Perro anciano de 12 años con un cáncer muy agresivo es tirado a su suerte en un estacionamiento

Hay historias que sin duda, nos hace pensar que el mundo está lleno de personas insensibles sin el más mínimo amor por los animalitos.

Desafortunadamente, hay quienes piensan que tener una mascota es como una especie de trofeo que solo se debe mostrar cuando están en los mejores años, y terminan descartándolos cuando han perdido su fuerza y habilidades.

Theo conoció el verdadero amor siendo un perrito mayor.

Solo seres despreciables pueden abandonar a su mascota por ser un perrito mayor y con una terrible enfermedad.

Theo es uno de esos perritos que le tocó tener unos padres que solo se regocijaban de él cuando era un perrito joven y alegre, pero con el paso del tiempo fue envejeciendo y su estado de salud empeorando.

Fue abandonado en el Walmart de Jolier, Illinois.

Sus  antiguos dueños no se molestaron en  luchar por el perrito y lo abandonaron en un estacionamiento de un Walmart como si se tratara de un objeto viejo o una bolsa de basura.

Cuando el perrito fue rescatado solo podía transmitir tristeza y desolación, sin comprender lo que estaba pasando se dejó atender por una pareja que amablemente decidieron adoptarlo, y ofrecerle una vida digna y llena de amor el tiempo restante que le quedaba.

Le encanta tomar el sol y jugar en el agua.

Theo fue diagnosticado con cáncer terminal, si bien sus días parecían estar contados, esto no limitó a la pareja Jenny y Scott de Crystal Lake, a darle lo mejor para que el perrito se sintiera cómodo.

El principal objetivo de la pareja era hacer todo lo posible para que Theo pudiera vivir sus últimos días llenos de aventura e infinito amor.

Su historia ha hecho viral conquistando corazones de todo el mundo.

Con 12 años y un cáncer agresivo, Theo ha aprendido  a disfrutar de esta nueva oportunidad que estas maravillosas personas le han ofrecido.

La pareja ha diseñado una lista de cosas que desearían que Theo haga, algunas de estas salidas incluyen nadar en piscina, disfrutar de un helado de coco, realizar un paseo en bote, visitar una estación de bomberos, y una cita de juegos para perros.

Theo tiene su juguete favorito que lo lleva a todas partes.

Si bien Theo ya ha realizado algunas de estas actividades, aún le quedan muchas cosas por disfrutar. Aunque este adorable perrito tiene un diagnóstico eso no limita sus días, la mayor certeza que tenemos en este momento es que tiene la dicha de disfrutar cada segundo al lado de dos seres que le transmiten el más puro y verdadero amor.

Gracias por todo y por tanto, estamos seguros que Theo disfruta sus días dorados como el perrito amado que es.

Apoyemos a todos los perritos mayores o con alguna enfermedad dando a conocer esta historia. Así más personas se motivarán a adoptar y cambiarles la vida a todos los perritos vulnerables que desean un gesto de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!