Atado en la nieve y luchando por su vida… pero gritó tan fuerte que pudo ser escuchado

Cuando esta alma bondadosa se acercó al perrito que gritaba pidiendo ayuda desesperadamente, su corazón se rompió en mil pedazos.

Los fuertes y desgarradores aullidos eran evidencia suficiente de que el alma del inocente peludo estaba sufriendo demasiado.

Estaba acurrucado y atado a un árbol, mientras hacía lo que podía para mínimamente calentarse en medio de las gélidas temperaturas en la nieve, sin éxito alguno. Pero además de esa cruda escena, estaba cubierto de moretones y heridas.

Fue una de las cosas más tristes que esta joven jamás había visto.

Se trataba de uno de los actos más crueles de abandono; ciertamente, dejar a un animalito es lo más despiadado, pero tirarlo así en la helada nieve, es que hace falta ser verdaderamente malvado.

Sin embargo, su gigantesco empeño por luchar por su vida le llevaron a no dejarse vencer tan fácilmente. Así que tan fuerte como pudo, comenzó a gritar de la desesperación.

¡Sabía que en algún momento alguien se apiadaría!

Donna, de Stray Rescue of St. Louis fue la mujer que lo vio por primera vez y así describió su impacto al encontrarlo:

“Esta pobre alma rompió completamente nuestros corazones en dos. Estaba temblando y gritando de miedo”.

En un primer momento, Donna creyó que el pequeño al que después bautizaron Weezer, se asustaría y no se dejaría ayudar. Pero fue exactamente todo lo contrario, era como si supiera que había llegado la ayuda por la que tanto había suplicado, y sin oponer resistencia permitió sutilmente que los rescatistas hicieran su labor.

Enseguida se percataron que tenía una herida infectada y lo subieron al auto para llevarlo al refugio donde le administrarían todas las medicinas y lo arroparían y lo cudarían para darle la segunda oportunidad que tanto merecía.

Una vez que Weezer se subió al auto, inmediatamente comenzó a mover la cola. Fue el primer paso hacia su brillante futuro y él lo sabía.

Mirando al perrito, Donna dijo: «¿No te alegras de que hayas venido conmigo?» Y luego le dio las gracias a Dios porque su cachorro rescatado no pasará ni un minuto más en el frío.

Este es el emotivo momento en que Weezer fue rescatado… ¡Intenta no llorar!:

Después de que fue revisado por el veterinario, descubrieron la triste realidad…

“Parece que pudo haber tenido un arnés que se incrustó y se infectó gravemente. Hemos visto muchos collares incrustados, pero jamás arneses incrustados”.

«Aparentemente, tiene alrededor de 7 meses y es tan dulce como puede ser», dijo Donna.

Lo bueno de todo esto, dentro del triste pasado de Weezer, es que no pudo caer en mejores manos. 

Gracias a todas las atenciones que ha recibido en el refugio, se está recuperando de maravilla y pronto estará completamente recuperado y listo para ser puesto en adopción. 

¡Seguramente ese hogar para siempre estará esperando por Weezer!

Facebook

Considera hacer una donación a estos héroes para ayudarlos en todos los gastos en la total recuperación del pequeño Weezer, puedes hacerlo aquí.

Comparte la conmovedora historia de Weezer con tus amigos para celebrar las segundas oportunidades.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!