Fiel perrito caminó kilómetros hasta la escuela de su dueño para verlo estudiar desde la ventana

La fidelidad de los animales es definitivamente indiscutible, y cuando se trata de perros que se han convertido en amigos inseparables de los pequeños de la casa, las escenas de camaradería y tierna amistad entre ellos son verdaderamente adorables.

Como lo que sucedió con un perrito color negro que se ha convertido en la sensación de las redes sociales después de que una institución educativa publicara las imágenes que revelan hasta dónde puede llegar el amor de un perro por su niño favorito.

La escena tuvo lugar en la Escuela Secundaria General No. 9, de Ciudad Victoria, en Tamaulipas, México.

Las autoridades del recinto educativo se quedaron totalmente asombradas cuando vieron llegar a un perro, que después lo identificaron como la amada mascota de uno de sus alumnos de cuarto grado.

Después de algunos minutos de haber iniciado la jornada escolar, el pequeño can se posó sobre una banqueta, como si estuviera completamente seguro para lo que había venido.

Y la maestra del aula pudo ver cómo el perrito asomaba su naricita sobre la ventana, mientras que otro docente que se encontraba en el patio pudo ver cómo se esforzaba por mantenerse erguido sosteniéndose con sus dos patitas traseras. 

La astuta mascota había seguido a su dueño desde su hogar para poder verlo cómo estudiaba desde la ventana

El perrito había caminado varias calles hasta dar con la escuela de su dueño con el solo objetivo de acompañarlo y asomarse por la ventana para tenerlo controlado hasta la hora de salida.

¿Has visto un amor tan incondicional de un perro por su dueño como este?

Los docentes allí presentes no se pudieron resistir ante tan adorable escena y capturaron infraganti al can demostrando la lealtad máxima a su dueño. Después las publicaron en las redes sociales, donde se han esparcido como la pólvora.

En otra de las imágenes se lo puede ver tumbado afuera del aula, al otro lado de la puerta esperando a que se abra para finalmente lograr su objetivo: ver a su dueño.

El perrito esperó pacientemente durante horas hasta que sea la hora de la salida del niño

PED

De acuerdo con los medios locales, el perro caminó varios kilómetros para poder llegar al colegio de su amo y vigilarlo de cerca mientras pasaban las horas de clase hasta la salida.

Las redes no tardaron en reaccionar frente al gesto tan digno de aplaudir y de imitar, tanto por parte de la fidelidad del perrito, como por parte de las autoridades que supieron darle su espacio y le permitieron esperar pacientemente a su amigo.

Las lecciones que nos dan nuestros peludos son verdaderamente «zoorprendentes». Ojalá todos ellos tuvieran un dueño que les corresponda a su amor verdadero.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!