Perro ciego de un refugio corre emocionado cuando reconoce la voz del hombre que lo salvó

Para tener un amigo incondicional solo basta brindarle un gesto de amor a un perro vulnerable y tendrás más que un amigo un ángel guardián que sin importar su condición, siempre estará ahí.

Estos adorables peluditos son de los animales más agradecidos del mundo, una vez que les brindes ayuda crearán un vínculo especial y sin duda, serás parte de sus personas favoritas.

El perro ciego saluda con emoción a su mejor amigo cuando reconoce su voz.

perro

Así nos lo demuestra Arafa, un perro que por mucho tiempo pasó sus días en la miseria sufriendo la apatía de las personas.

Desafortunadamente, su situación era peor, pues a diferencia de muchos otros canes callejeros, es completamente ciego. Su olfato e intuición se convirtieron en su mejor herramienta para poder sobrevivir en las calles del Cairo, Egipto.

En las calles fue donde adquirió una infección en sus ojos que lo dejó con ceguera permanente.

La oscuridad que lo albergaba llegó a su fin cuando un buen samaritano, Ahmed Embaby,  un voluntario del refugio Furever Resue Foster, lo vio postrado en la calle solo e indefenso. El hombre no dudó en ayudarlo y rescatarlo de la terrible situación en la que se encontraba.

De inmediato, su rescatista lo llevó al refugio donde recibió atención veterinaria, agua, comida, y lo más importante: lo hicieron sentir amado y le dieron todo el amor que nunca antes había experimentado.

“Vino a nosotros. Arafa es uno de los cientos de perros que hemos rescatado”, destacó Embaby.

Poco a poco el perro fue recuperando energía, durante ese tiempo se había ganado el corazón de su rescatista y sin darse cuenta eran mejores amigos.

Habían construido una relación perfecta donde sin importar la ceguera del perrito, solo bastaba que Arafa reconociera la voz del hombre que le dio una nueva oportunidad para que saliera corriendo a sus brazos.

“Arafa es mi guardián ciego y me sigue a todas partes”, dijo Embaby.

Cada día antes de iniciar la jornada laboral, Embaby llega al refugio y llama dulcemente su fiel compañero, Arafa eufóricamente sale corriendo a saludarlo.

Entre agitados saltos, tiernos movimientos de cola y dulces besos estos dos seres se saludan y dan inicio a una nueva jornada donde casi siempre permanecen juntos el resto del día. Al respecto, Embaby comentó:

“Es estimulante. Nunca deja de sorprenderme la euforia que muestra Arafa cuando me presento en el Refugio Furever. Simplemente demuestra que el amor de un perro es incondicional y extraordinariamente puro”.

Míralo por ti mismo la reacción del dulce Arafa:

Esta adorable bola de pelos esta a salvo, si bien nunca más podrá recuperar su visión eso no lo limita a ser un perrito feliz. Su salud física y emocional ha mejorado enormemente gracias a los cuidados de Embaby y todos los trabajadores del refugio.

Arafa ama correr hacia la felicidad que le produce su rescatista.

Para el personal del refugio no existe mayor satisfacción que ver los perritos felices y demostrándoles a su manera a lo agradecidos que están de haberlos sacado de las calles.

Son muchos los perritos que pasan sus días esperando ser parte de una familia.

Sin embargo, el objetivo es que tanto Arafa como cada perrito que hace vida en el refugio puedan ser adoptados y consigan un hogar permanente que aumente su felicidad y los trate con todo el amor y respeto que se merecen.

“Lo están haciendo muy bien. Ni siquiera puedo comenzar a describir la alegría que siento cuando vemos que nuestros rescates mejoran. La gratitud incondicional y el amor de los perros son inspiradores, su capacidad para seguir adelante en la vida es increíble”, afirmó Embaby.

Arafa nos demuestra que no hay barreras para demostrar amor y que todo se puede superar cuando se recibe la ayuda correcta.

Ojalá todos los perritos logren encontrar la familia amorosa que se merecen y pasen sus días dichosos de felicidad.