Un perro impacta a los veterinarios por el color azulado de su piel

El mes pasado apareció un paciente de aspecto inusual en una clínica veterinaria en las Islas Galápagos, en Ecuador.

«Un voluntario entró con una cara rara, diciendo que había un cachorro azul afuera», escribió en Facebook Zoe Hawthrone, gerente de Darwin Animal Doctors.

El personal veterinario no tenía idea de qué se trataba… ¿Un cachorro con la lengua azul? ¿Ojos azules? ¿Una nueva especie de perro tal vez? Así que todos salieron para ver la realidad con sus propios ojos. Se trataba de una pequeña cachorra impregnada de pintura azul en todo su cuerpo.

«Zoorprendentemente», su humano no había llevado a la clínica a la pequeña husky de 5 meses por el asunto de la pintura, sino porque la bebé estaba comiendo muy poco y llevaba días bastante triste.

Para el equipo veterinario esos síntomas eran una consecuencia lógica de haber ingerido la pintura y no tenían nada que ver con su estado de ánimo.

Taylor, la pequeña husky, estaba jugando con una bolsa de mezcla de pintura azul antes de que su dueño la encontrara completamente de ese color y vomitando pintura. Por más divertida que fuera la nueva apariencia de Taylor, quien fue apodada tiernamente como «Pitufo», los veterinarios estaban realmente preocupados por su salud; incluso temían que no pudiera sobrevivir debido a la toxicidad que puede presentar ciertos tipos de pinturas.

«Pitufo vino a nosotros dos días después del incidente, lo cual fue preocupante porque había estado vomitando la pintura azul durante esos dos días. Nadie está seguro de qué tipo de pintura se trataba, pero nunca es bueno comer pintura», dijo el veterinario Tod Emko.

En la clínica le dieron a Taylor un medicamento para ayudarla a mejorar, y le pidieron a su dueño que la lavara poco a poco, hasta que se viera como un husky normal nuevamente. Unos días más tarde ocurrió el milagro, Taylor regresó a la clínica para un examen de seguimiento y el personal veterinario quedó sorprendido al ver su rápida recuperación.

«Ella pasó el examen físico aún con color azul y todo el personal comenzó a tomar fotos de la milagrosa bebé», señaló uno de los veterinarios.

Darwin Animal Doctors

Taylor dejó de ser pitufo para volver a ser ella, la milagrosa bebé que gracias a un buen equipo veterinario se salvó de una grave enfermedad. Los perritos pueden ser increíblemente traviesos. Sin embargo, como humanos es nuestro deber cuidarlos y protegerlos de cualquier situación que los ponga en riesgo, así que asegurémonos de no dejar sustancias u objetos peligrosos a su alrededor.

Comparte la insólita historia de Taylor y reconozcamos el gran trabajo que hacen los veterinarios con nuestros amigos peludos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!