Perro con brillantes ojos azules permanece hambriento y encadenado, hasta que conoce la libertad

Aunque parece ser común en algunas familias y regiones, los que amamos a los animales nunca entenderemos la razón por la cual algunas personas deciden atar a la intemperie a sus mascotas.

No conforme con que someten al animal a la desgracia de estar atado con una cadena, también los dejan morir de hambre, sin proveerle la alimentación adecuada. Este caso que te contaremos hoy ocurrió en Saint Louis, Estados Unidos.

El perrito fue llamado Cobalt por sus llamativos ojos azules

Los rescatistas de Stray Rescue of St. Louis fueron alertados por los vecinos sobre un caso de negligencia. Se trataba de un perro que llevaba sobre su cuello una pesada cadena y estaba demasiado flaco. Las costillas sobresalían en su piel.

Donna, una de las voluntarias del grupo de rescate, llegó a la residencia para negociar con sus amos la liberación del animal.

Ante estos casos pueden ocurrir dos cosas: que las personas sean tan indiferentes con la mascota que les dé igual si lo liberan o no; o que se nieguen rotundamente, movidos por la crueldad y el egoísmo.

Mira cómo Donna liberó a este obre perrito encadenado

El caso de este perrito fue distinto y Donna no tuvo impedimentos en liberar al animal. De hecho, cuando los vecinos vieron llegar a la rescatista con la intención de cortar la cadena que colgaba sobre el cuello del perrito, comenzaron a gritar eufóricos.

Ella notó que al animal estaba en muy mal estado, pero lo que más llamó su atención fueron sus ojos maravillosos. Tenía unos ojos azules, casi transparentes, por lo que decidieron llamar a la mascota Cobalt.

El perrito, que podía haber tenido otro carácter debido al hambre y a las condiciones en las cuales vivía, se emocionó de ver a las personas que llegaban para liberarlo, saltando sobre ellos con una enorme emoción. Además de ser fuerte, también era amoroso.

Donna cortó la cadena con sus propias manos, ante los gritos emocionados de los vecinos.

El esfuerzo de Donna para romper esa cadena, fue enorme

Cuando ella finalmente se llevó consigo a Cobalt, se sorprendió al ver que el perro estaba tan hambriento, que rompió la bolsa de comida para mascotas que ella guardaba en la parte trasera de su camioneta.

Cobalt será puesto en control veterinario y luego de eso, los rescatistas harán todo lo posible por encontrar el hogar perfecto, donde sea tratado con amor, dignidad y respeto.

Cobalt no dudó en lanzarse sobre la comida debido al hambre que tenía

Comparte la historia de Cobalt en tus redes sociales, evitemos que más perros sean encadenados.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!