Un perro se asfixia con una pelota en su garganta y se salva por un agujero en el juguete

Los juguetes son una parte esencial de la vida de todas las mascotas. Por desgracia, hay ocasiones en las que no nos detenemos a estudiar si un objeto, por inofensivo que parezca; puede convertirse en una fuente de peligro. Un Border Collie llamado Scout estuvo a punto de perder la vida cuando jugaba con la pelota que ha tenido desde hace meses.

“El tiempo es esencial en estas situaciones. Scout estaba muy angustiado. Fue desgarrador verlo jadeando y desesperado por conseguir aire”, explicó la veterinaria.

Margaret Hetweett y su pareja, notaron que algo andaba mal con el hermoso Scout, el perro se encontraba jugando en el jardín con su pelota favorita.

Parecía  completamente feliz, pero todo se vio interrumpido cuando Scout ya no podía respirar con normalidad. En aquel momento, Margaret no entendía bien lo que había sucedido pero sabía que debía llevarlo al veterinario cuanto antes.

“Comenzó a jadear y tenía arcadas. Podíamos ver que se encontraba bajo mucho estrés. La pelota no aparecía por ningún lado. Pensamos que la había tragado”, explicó Margaret.

El primer instinto de Margaret fue abrir el hocico de su perro para ver si podía ayudarlo. Sin embargo, el pobre Scout se encontraba tan aterrado que no dejaba que nadie se acercara. 

Sin pensarlo más lo subieron al auto y comenzaron a conducir por toda la ciudad en búsqueda de un veterinario, era un domingo y tenían miedo de no encontrar ningún lugar abierto.

“Para nuestro gran alivio Vets Now estaba trabajando. Fueron muy buenos con nosotros y nos aseguraron que harían todo lo posible para ayudarlo”, dijo Margaret.

Sarah Douglas, la veterinaria encargada, le dio un medicamento al perrito para aliviar su dolor. Una vez que estuvo más tranquilo abrieron su boca y comprobaron que la pelota amarilla estaba atorada en su garganta.

Era un verdadero milagro que siguiese con vida, pero todo se debía a que la pelota tenía un enorme agujero por el que el perrito seguía recibiendo aire.

“La pelota era parte de un juguete con cuerda y el agujero por el que Scout respiraba era donde solía estar la cuerda”, explicó Margaret.

Procedieron a remover la pelota con mucho cuidado. Sarah utilizó un par pinzas pequeñas y comenzó a empujar la pelota milímetro por milímetro para quitarla de manera segura. Después, comprobaron que Scout no había sufrido mayores consecuencias más que una garganta inflamada.

Scout recibió anestesia local para el procedimiento.

Scout got a ball lodged in his throat

❗️Warning: some viewers might find this video distressing.Poor Scout nearly choked to death on a rubber ball but thankfully, his owners rushed him into our Gateshead clinic and the brilliant team removed the obstruction whilst he was sedated. Scout is a very lucky boy and we're pleased to say that he went home happy and feeling much better.This shows just how important it is to always keep an eye on our pets because they really can get into sticky situations.

Publicada por Vets Now en Miércoles, 3 de junio de 2020

Los angustiados dueños estaban esperando en el estacionamiento debido a las medidas de aislamiento por coronavirus. Cuando finalmente volvieron a ver a Scout se aliviaron muchísimo de encontrarlo con vida.

Es un verdadero milagro que este peludo lograra sobrevivir, muchos perritos pierden la vida por ingerir tan sólo un pedazo de juguete. Comparte esta noticia como una advertencia para otros dueños de mascotas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!