Perro fiel no se aparta de su dueño moribundo esperando ayuda, pero fue tarde para ambos

Un perro fiel llamado Major ha pasado a la historia después de demostrar hasta el último segundo de su paso por esta tierra de lo que puede ser capaz un animal por quienes ama.

Los hechos sucedieron el pasado domingo en una carretera cerca de Nambour, en Queesland, Australia.

El desafortunado incidente sucedió cuando Luke Mckoy, un joven de 28 años de edad y dueño de Major, conducía por la carretera de alta velocidad. En un momento dado, intentó intentar adelantar a un vehículo, una lamentable decisión que acabó con su vida.

Al perder el control terminó estrellándose contra un árbol antes de descender 30 metros por un terraplén.

El joven quedó atrapado entre latas, luchando por su vida. No quedó claro si perdió la vida instantáneamente o si pasaron horas hasta que falleció. Lo cierto es que iba acompañado de su perro fiel, quien no resultó ajeno al terrible accidente y quedó también gravemente lesionado.

Pero eso no fue impedimento para que Major no se separara ni un segundo del lado de su dueño mientras esperaba la ayuda que ambos necesitaban. El perrito sufrió una grave fractura y se dislocó una pierna.

Y en esas graves condiciones estuvo durante 5 horas junto a su dueño.

Major demostró ser un amigo totalmente incondicional, cuando el personal de emergencias llegó al lugar de los hechos se les desgarró el corazón al ver al fiel animal sin apartarse de McKoy.

Pero lamentablemente era tarde, McKoy ya había fallecido. Sin embargo, pensaron que todavía se podía hacer algo por Major y fue llevado de urgencia al veterinario.

La hermana del joven fallecido, Jasmine Nadin, en su cuenta de Facebook no dejó de rendir tributos a su hermano: «Me enseñó mucho en la vida y siempre lo había admirado», dijo.

«Major fue el primer perro de Luke y su mejor amigo», explicó Nadin.

En un principio, Jasmine creó una página de donación a fin de recaudar fondos para la cirugía de Major. Aunque lo que le quedaba por delante era un largo camino, los veterinarios estaban dispuestos a hacer lo que fuera por salvarle la vida.

Pero pocas horas después Jasmine acudió nuevamente a la red social para contar la devastadora noticia:

«Desafortunadamente, sufrió lesiones internas graves que no se podían reparar y lo dejaron con mucho dolor. Durante el accidente se han desgarrado los intestinos y la vejiga. Ya no va al baño y tiene un dolor terrible. Su condición comenzó a empeorar y el veterinario nos llamó para decirnos que no llegará hasta la mañana. Hemos tenido que tomar la decisión de ponerlo a dormir, ya que ninguna cirugía podrá curarlo», escribió la hermana del joven fallecido.

«Tristemente, a las 7:40 del 21 de mayo, le dimos el último beso de despedida a nuestro gran amigo«, continuó.

Ahora perro y dueño se han reunido para siempre e incluso una emotiva coincidencia hizo derramar lágrimas a muchos: murieron con 45 horas exactas de diferencia, ambos en el minuto 40.

Facebook

A partir de la triste partida de ambos, el dinero recaudado en la campaña que creó Jasmine ahora será usado para cremar a Major.

Las autoridades presumen que McKoy iba con exceso de velocidad, lo que produjo que perdiera el control del vehículo y su muerte.

Su trágica pérdida se suma a las 6 sucedidas en las carreteras en el último fin de semana en todo el estado. ¡Es alarmante! Es por eso que la policía ha instado a todos los conductores a mantener la calma al conducir.

¡Comparte esta noticia para crear conciencia! ¡Vuelen alto, grandes amigos Luke y Major!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!