Perro guía le devuelve las ganas de vivir a su dueña invidente y triunfan en las olimpiadas 2022

Un perro es el mejor amigo que cualquiera podría tener y eso lo sabe muy bien una campeona olímpica que no solo se siente orgullosa de tener a la mejor compañía en casa, sino al promotor de su triunfo en las olimpiadas.

Carina Edlinger, una joven austriaca con discapacidad visual, ganó dos medallas en los recientes Juegos Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022, supo de inmediato que su triunfo era compartido.

La chica le agradeció en público a su perro guía, el querido Riley.Perro

Aunque en una competencia, los ganadores siempre tienen a un entrenador o todo un equipo detrás que los ha impulsado a llegar a la meta (más cuando se trata de unos juegos olímpicos); el caso de Carina es realmente especial.

La joven hizo que su perro guía subiera al podio para celebrar con ella y le dio a Riley el merecido acompañamiento por su lealtad incondicional.

Riley tiene 5 años y ha estado con la chica desde hace un par de años atrás. Aunque no la conoció de cachorro, la verdad es que el par logró hacer una conexión bastante rápido.

El perro es un guía ejemplar y además un ser muy amoroso, por lo que de inmediato robó el corazón de Carina y ella también conquistó el corazón del peludo.

El perro no se aparta de su lado, pero además parece entender lo importante que es la labor que cumple pues se destacaba en su trabajo durante las horas de entrenamiento de la chica.

Riley también quería esa medalla olímpica y por su empeño fueron premiados con dos.

Pero el momento de la premiación fue lo que más impactó a los seguidores de la atleta; no solo por su destacada participación en los juegos y merecidos reconocimientos, sino por un acto que enterneció los corazones de todos los presentes.

Apenas Carina recibió las medallas fue por su compañero Riley y de la nada sacó una medalla que había preparado especialmente para el perro.

El animalito contento no paraba de mover su colita.

Ese gesto tan humilde y sincero del más puro reconocimiento a un can no pudo pasar desapercibido y los periodistas y seguidores saltaron a elogiar a la chica.

“Para mí, lo más importante de venir a China fue traer a mi perro. Si mi perro no hubiera podido entrar en China, volaría directamente a casa”, confesó Edlinger.

Ese fue un gran día para ambos, el perro y su dueña disfrutaron tanto ese triunfo que no se resistieron a posar juntos para las fotos de los periodistas. El peludo parecía estar encantado de jugar frente a las cámaras y se comportó como toda una estrella.

Este perro es sin duda pieza clave en la vida de la atleta, él lo sabe pero también lo sabe ella. Por ese motivo nos llena de ternura su humildad y gesto de reconocimiento.

«Veo entre el 1,5 y el 2 por ciento, por lo que probablemente soy el atleta con más baja visión que compite aquí, por lo que es un poco complicado, pero él me ayudó, no solo a encontrar mi camino, sino también emocionalmente en los últimos dos años”, dijo Edlinger.

Los perros guía son una clave en la vida de sus dueños, pues con ellos les es más fácil enfrentarse a la vida y alcanzar sus sueños. Si acaso alguien lo duda, solo debe conocer la historia de Carina y Riley.

Para ella, él es más que un perro guía pues le devolvió las ganas de vivir y la enseñó a ver el lado positivo de las cosas después de haber perdido su visión.

Estas son las historias que nos inspiran y nos llevan a valorar cada día más a esos ángeles peludos que nos han puesto sobre la tierra: los perros. ¡Bendiciones para ti, Riley!