Perro intenta esconder a la nueva mascota de la familia para que nadie más pueda jugar con ella

Llevar una nueva mascotita a casa no parece ser tarea fácil cuando ya se cuenta con unos perros, por eso los temores de Colleen Harrison y su familia no eran para nada infundados.

Esta mujer decidió adoptar un felino que bautizó como Casper, pero no sabía cómo lo tomarían sus labradores Minnie y Rex.

No puede creer en la revolución que ha formado su perro con la llegada de la nueva mascotita

perro

Cuando decidió abrigar a Casper, Colleen lo hizo movida por la ternura que le despertaba aquel gatito indefenso y sabía que Minnie también sería tocada por ese mismo sentimiento.

La perrita suele adoptar a las criaturas indefensas y es muy cariñosa, así que su dueña apostaba porque eso mismo sucedería con el gato.

Caso contrario de Rex, quien es aún un cachorro y demanda mucha atención. Además de haber resultado un perro muy territorial. Sin embargo, las suposiciones de Colleen se derrumbaron cuando el can y Casper se conocieron.

El perro quedó cautivado por esa bolita de pelo negro.

El amor entre este par surgió casi a primera vista y para su dueña el asunto tiene que ver con la edad de las criaturas. Tanto Casper como el perro tienen mucha más energía que Minnie y quizás por eso Rex haya considerado que el gatito fuese su compañero de aventuras.

Al perro le encanta acurrucarse con su nuevo amigo y vigilarlo, mientras que el felino descubre el mundo. Pero el asunto no llega hasta allí, sino que ahora este canino se ha vuelto un hermano celoso.

A Rex no le gusta que Casper juegue con nadie más que no sea él.

“A Rex no le gustaba que nadie se acercara al gatito. Era muy protector con él. Él es de la misma manera con nuestros hijos. Cada vez que el gatito o nuestros hijos están fuera de la vista de Rex o en otra habitación a la que no puede acceder, simplemente se sienta cerca y lloriquea por ellos”, dijo Harrison.

El instinto protector del perro ha llegado hasta tal punto que incluso intenta enconder a Casper entre las sábanas, mientras se acurrucan y todo esto es solo para que nadie más se le acerque.

El peludo no quiere que los niños de la familia jueguen con su gato.

@colleenraney53

Just a little play time before time to go to sleep! 🐕 ❤️ 🐈‍⬛️ It’s so much fun to watch these two play together. #animalfriends #cat #dog #pets

♬ Funny Dog – Melodic Pictures

Pero Rex tiene un poderoso factor en su contra y es la hiperactividad del minino. Casper no es para nada un gato tranquilo, al contrario, al felino le encanta explorar y anda siempre en busca de nuevas aventuras.

Es por eso que los intentos del perro por ocultarlo siempre fallan.

Este par ya tiene unos meses viviendo juntos y poco a poco la sobreprotección de Rex ha mejorado. Ahora el perro permite que al menos Colleen y sus hijos se acerquen a jugar con el gato y más por el hecho de que el felino disfruta mucho de esa compañía.

Eso sí, nunca les permite jugar a solas.

Cada vez que Casper esté jugando con sus humanos, los ojos del perro se posan sobre ellos como esperando que alguien le haga algo malo a su gatito. Definitivamente, el canino se volvió en un padre muy diligente.

“A Rex no le importa que otros sostengan o jueguen con el gatito ahora, pero lo vigila en todo momento”, dijo Harrison.

Pero a esta familia no le preocupa en lo más mínimo el vínculo que entre estos animalitos se ha forjado, al contrario, les complace y agradecen el saber que Carsper y Rex podrán crecer juntos. Este gatito se ganó al mejor padre canino que pueda existir en el mundo y es que más que un amigo, Rex le brinda los cuidados de un padre.

Felicidades por ese instinto de amor que prevalece sobre cualquier egoísmo, gracias peludo por ser tan amistoso.

Más noticias sobre: