Ve que sus dueños se acurrucan cariñosamente y el perrito no concibe que se abracen sin él

Si alguna vez te has sentido ignorado, sabrás que no aporta sensaciones agradables. Cuando a un peludo se le niega la atención, no se lo pensará dos veces antes de dar a conocer sus sentimientos.

Al igual que los humanos, los perros también pueden sentirse celosos de otros animales o incluso de otras personas.

Se encariñan fácilmente, pues tienen un corazón repleto de amor, dispuesto a darlo todo sin medida llegando a tener un vínculo muy fuerte y especial con sus humanos, tanto que pueden demandar mucha atención y amor.

Así que tenemos a esta linda pareja de humanos comprobando los límites de los celos de su perrito justo delante de la cámara.

Ver su reacción en el momento que su dueño y su pareja se abrazan es lo más adorable que podrás ver hoy

¡Aquí nadie se abraza sin mí!😂😁🐶❤

Publicada por Soy animalista y con mucho orgullo en Jueves, 3 de mayo de 2018

Como se puede ver en el vídeo, la pareja está tumbada en el sofá teniendo un momento romántico mientras se abrazan.

De pronto, su perro los ve acurrucados en el sofá y decide intervenir.

Al parecer, Benny acaba por estar molesto de los momentos románticos que su dueño pasa con su pareja. Después de todo a nadie le gusta sentirse desplazado. Este perro celoso quiere que su humano y su humana le hagan sólo cariños a él y no entre ellos, como si dijera:

 “¿Cómo se atreven a acurrucarse sin mí?”.

Un derroche de ternura que hace que este can muy celoso no dude en meterse en el sofá y se interponga entre la pareja de humanos que se encontraban abrazados tratando de dormir un rato.

Para llamar la atención de su humano se pone a su lado, le toca el brazo, le da besos, intenta subirse al sofá y ponerse entre ambos. No puede creer que se estén abrazando sin él.

Después de todo es tan afectuoso que quiere estar en medio con ellos, y no tiene miedo de demostrarlo.

Al final la situación se torna tan graciosa por la insistencia de este celoso can que la pareja decide dejarle un lugar, inmediatamente se coloca justo en medio de ellos. Una vez allí, está muy feliz por la atención que le están prestando y se relaja para recibir todo el cariño de sus humanos.

Este encantador perrito demuestra que no puede vivir sin el amor y atención de su dueño y no está dispuesto a que nadie se lo arrebate.

Aunque no hablen tienen distintas formas de hacernos saber sus sentimientos. Son los protagonistas de nuestras vidas y dueños de nuestros corazones.

Te invitamos a compartir esta divertida nota con tus amigos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!