Un adorable perro no puede separarse de su mantita y su peluche porque tiene el olor de su madre

Todas las mascotas son especiales. No existe una que sea más o menos singular que otra y Bentley tiene una particularidad que lo hace sumamente especial.

Este adorable perro llegó a la vida de Kelly Madsen hace un par de años. Cuando Bentley fue adoptado, el cachorro llegó a casa con una mantita y un peluche. Estos preciados objetos tenían el olor de la madre y los hermanos del perrito y le producían calma.

Su mantita es uno de sus objetos más preciados

Bentley

Kelly asegura entre risas que dos años más tarde, y luego de haber lavado en numerosas ocasiones los preciados tesoros de Bentley, ella cree que es muy difícil que quede rastro del olor de la familia del cachorro, aún así él se niega a separarse de estos objetos.

Cada noche, cuando Bentley sube para irse a la cama con sus amos, no olvida traer sus cosas más preciadas. Entonces podemos ver numerosos videos de esta mascota al subir las escaleras llevando en su hocico una manta color café bastante raída.

Bentley junto a sus «padres»

Bentley

También trae consigo su amado peluche, pero la obsesión de Bentley por llevar cosas a la cama cuando llega la hora de dormir, no acaba aquí. Kelly comenta risueña que lleva pelotas de tenis, otros juguetes, huesos, frascos de mantequilla de maní…

Lo más singular es que así como sube estos curiosos objetos en la noche, antes de ir a la cama, así mismo los devuelve al piso de abajo durante el día. Kelly asegura que a ella y a su esposo les parece adorable esta práctica y que jamás han intentado corregir la manía de Bentley.

Al parecer la única explicación que existe para entender por qué Bentley se comporta de esta manera, es su ansiedad por separación. Él se mantiene constantemente junto a Kelly o junto a su esposo, pero también encuentra en estos objetos algún tipo de consuelo.

Este consentido no puede dormir lejos de sus objetos favoritos

Bentley

Incluso, algunas veces cuando Bentley sale de casa para hacer sus necesidades, lleva algunos de sus juguetes consigo. Bromeando, el esposo de Kelly los llama los Pee Buddies o los Bed Buddies.

La madre de Bentley asegura que él se encapricha con las cosas, así que cuando consigue un objeto singular, ellos ya saben que esa noche será su compañero de sueños. ¡Y nunca se han equivocado en ello!

Kelly acepta a Bentley tal cual es

Bentley

Este es un rasgo que hace a Bentley singular y lo distingue de otras mascotas. Además, sus dueños lo aman tal y como es y les divierte su hábito. Incluso en las noches comentan acerca de cuál será el elegido para ser el Bed Buddie en esa ocasión.

Si te ha divertido el curioso hábito de Bentley, no dejes de compartir la noticia en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!