Parecía que jamás superaría su rara condición–Se obligó a caminar de nuevo por su niño favorito

El síndrome de Wobbler es una enfermedad que se presenta sobre todo en aquellos perros que tienen un gran tamaño, afectando considerablemente su columna cervical. En estos casos, es necesario anticipar un diagnóstico para así evitar complicaciones severas, pues una de estas de estas podría llegar a convertirse en discapacidad o en un déficit neurológico.

Este es el caso de Grizzy, un perro que pesaba 72 kg y vivía sus días con mucha tranquilidad hasta que un mal día, sin haber sufrido ningún accidente, comenzó a caminar extraño. Su familia no comprendía lo que le estaba ocurriendo, ya que le daban todos los cuidados necesarios, por tanto se lo veía muy sano.

Este era Grizzy antes de que su enfermedad lo afectara

Debido a que su caminar no mejoraba, constantemente le hacían masajes en sus patitas, pues pensaban que podría ser un pequeño problema muscular. Sin embargo, al pasar los días no veían recuperación en Grizzy, y en este punto se le estaba dificultando mucho poder mantenerse parado, por lo que cada día que pasaba cojeaba más.

Al ver que Grizzy no se recuperaba, su familia decidió llevarlo al veterinario esperando que le mandaran medicamentos para que le quitaran el dolor. No obstante, cuando el veterinario se reunió con los familiares de Grizzy les informó sobre su diagnóstico, explicándoles que el padecía la enfermedad de Wobblers.

Con el paso de los días Grizzy comenzó a decaer rápidamente hasta no poder caminar más

Luke, quien es el mejor amigo de Grizzy y pasa todo el tiempo con él, estaba muy desconsolado con la información, no se lo esperaba en lo más mínimo. Este era el momento de tomar una decisión para poder ayudar a Grizzy, así que toda la familia se reunió.

Gruzzy fue sometido a todo tipo de terapias para mejorar

Here's Grizzy in hydro today! You can see him pushing up and forward on all four feet to reach for treats with no assistance. He even steps forward a few times with his back feet. Our boy is definitely getting stronger!! We love you Grizzy!! Keep up the great work!!! 󾌧

Publiée par Grizzy's journey to walking sur Mardi 30 août 2016

Después de conversar durante un largo rato, decidieron arriesgarse y hacer la cirugía que había recomendado el veterinario, y así fue como después de horas esperando, vieron a el pequeño entrar al quirófano en una camilla, dejando a todos muy preocupados.

El pequeño Luke nunca se quiso separar de Grizzy mientras se recuperaba

Grizzy es un gran luchador, y todos sabían que él tampoco se rendiría porque aún quería seguir disfrutando de su familia.

La cirugía fue un éxito rotundo, pero la recuperación era el proceso más difícil

Finalmente la cirugía salió tan bien como podría haber salido, lo que produjo una enorme alegría y alivio para todos, aún cuando sabían que tendrían que dedicarse a Grizzy más que nunca durante 4 meses para que se recuperara y pudiera volver a caminar con normalidad, y de no hacerlo, jamás podría volver a ser el mismo de antes.

Así que Grizzy dio su mejor esfuerzo y comenzó a mostrar mejoras

Folks, we have lift off!! Grizzy has begun the path of mobility. Though we are supporting him some in this video, the motion of taking steps is all him. We only have our hands on him to keep guiding him forward, to make sure his feet place correctly and to catch him if he starts to fall. Sometimes he knuckles but other times he doesn't. Sometimes he knuckles and corrects it himself and other times we help correct it. This video is not his best performance, but that is only because this was his third rep and he was getting fatigued. We will certainly try to keep getting video footage so you all can keep watching him progress. And, yes, the motivator you hear and see in this video are little rubber, squeaky sheep. They are his favorite!! Go figure….. 󾮗󾭞󾇛❤️

Publiée par Grizzy's journey to walking sur Jeudi 15 septembre 2016

Después de unos días encontraron un lugar donde Grizzy podía recibir la atención y la ayuda adecuada para que volviera a caminar, y aunque a todos les dolió el hecho de que debían dejarlo allí durante un par de semanas, sabían que una ayuda profesional era lo más adecuado para él antes de volver a casa y comenzar a recibir el amor de su familia.

Por suerte todo salió bien y ahora Grizzy puede llevar una vida tranquila junto a sus seres queridos

Grizzy’s journey to walking

Sin duda alguna Grizzy saldrá de su recuperación muy pronto, y volverá a casa como un perro normal que podrá disfrutar nuevamente de su familia y todo el amor que tienen para darle.

¡Comparte esta historia con otras personas para que a pesar de las dificultades, no se rindan en mantener a sus mascotas con ellos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!