Saca a pasear al perro de un refugio y él hace de todo para alertarlo de una caja abandonada

La vida de los animales en los refugios no es nada fácil, la mayoría pasa toda su estancia en ellos pensando en ser adoptados y encontrar un hogar para siempre. Hay muchos que a pesar de permanecer una prolongada jornada en los refugios no logran conseguir ese ansiado sueño.

Cuando un animal ha permanecido mucho tiempo en un hogar para animales y al fin encuentra su propia familia, es una enorme alegría, tanto para él como para los trabajadores del refugio.

Eso fue lo que pasó con el protagonista de nuestra historia, Harold. Él es un pitbull que se convirtió en el residente con más tiempo en el centro de animales Grand Strand Humane Society (GSHS), en Myrtle Beach, Carolina del Sur.

Después de mucho tiempo, una familia se fijó en él, lo adoptó y lo llevó a casa la pasada Navidad, todos quienes se encargaron de criarlo en el refugio fueron muy felices.

Todo parecía ir bien para Harold, al fin había encontrado un hogar en donde cuidarían de él y justo en temporada de vacaciones, pero las cosas no terminaron tan bien como todos esperaban, pues la familia que adoptó al perro decidió que él no era el indicado y lo devolvió al refugio.

Todos en el hogar para animales tenían el corazón roto, era muy triste para el perro ser devuelto; sin embargo, los trabajadores lo recibieron con los brazos abiertos dispuestos a entregarle más amor al perro.

Afortunadamente, las malas noticias no llenaron a Harold de tristeza y siguió siendo un perrito feliz.

Un día cuando uno de los trabajadores lo llevó a dar un paseo notó que el perro empezó a comportarse de manera extraña, el perro lo tiraba de la correa de manera muy persistente.

Quería dirigirse hacia un camión en donde el personal cargaba donaciones y suministros, algo estaba ocurriendo. El perro se movía y se enfocaba en un recipiente de plástico con tapa y casi hacía señales hacia eso, y por más que el trabajador intentó llevarlo lejos, el perro se negó a avanzar.

La curiosidad del trabajador creció con la insistencia del perro, así que él mismo abrió el recipiente y cuando miró en su interior no lo podía creer. Si el destino existía tenía una razón para que el valiente Harold volviera al refugio y era lo que había en el interior de ese recipiente.

6 pequeños cachorros de perro habían sido abandonados dentro de ese recipiente, eso era lo que el perro señalaba con tanta insistencia, las autoridades obviamente se hicieron cargo de los cachorros, y Harold pasó de ser un perro devuelto y rechazado a convertirse en un héroe en las redes sociales en donde se popularizó esta historia.

Cuteness Overload!!!!! These sweet little babes will be available for adoption in just a couple weeks!! They are just too adorable!!!! #lunchtime #hungrypups #cutenessoverload #puppiesofinstagram #puppybreath #adoptdontshop #adoptionsaveslives

Publiée par Grand Strand Humane Society sur Jeudi 24 janvier 2019

Todos tenemos una misión en nuestra vida, todos podemos hacer cosas importantes, aunque dependan de una pequeña acción. Es una gran lección la que nos deja el adorable Harold.

Comparte esta historia y su mensaje con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!