Pitbull que sufre quemaduras sobrevive y busca un hogar donde sí lo amen para siempre

Justice es un pitbull que ha tenido que enfrentar una terrible situación, fue víctima de personas inescrupulosas que están lejos de comprender, que los perritos sienten y padecen como cualquier otro ser vivo.

El pitbull fue rescatado de las calles cuando solo tenía dos años de edad, su condición era realmente preocupante, su cuerpecito estaba cubierto de graves quemaduras químicas que indicaban que habían sido hechas a propósito.

Pitbull cruelmente maltratado logra sobrevivir gracias al amor incondicional de sus rescatistas.

pitbull

Por fortuna, fue descubierto por miembros del personal del refugio de animales de Shebyville/ Shelby County mientras deambulado cabizbajo y muy adolorido por las calles de Indiana.

Aunque se desconoce cómo logró sobrevivir en esas condiciones completamente solo, es un verdadero milagro que hoy este con vida.

El perrito fue rescatado a finales de 2018.

Justice contó con todo el apoyo que le brindó la organización, recibió la atención médica que requería y siempre fue muy receptivo con el personal.

Su cuerpo estaba lastimado y muy deteriorado, pero tenía una fuerza interior que lo ayudó a superar la difícil situación en la que se encontraba.

Debido a la magnitud de las quemaduras, por mucho tiempo estuvo cubierto con vendas. Fue un proceso de recuperación bastante complejo pero poco a poco su piel comenzó a sanar y su pelaje volvió a crecer. Al respecto al organización comentó:

“Ha logrado un progreso significativo desde que lo trajeron, los cambios de sus vendas deben hacerse con frecuencia.

Tiene un largo camino por recorrer, pero el personal y los voluntarios lo ayudan a sentirse amado como cualquier otro perro”.

Si bien su pelaje no lucirá igual que antes que fuera maltratado, este hermoso pitbull gozará de buena salud. Ha logrado conquistar a todo el personal y él también ama al resto del mundo.

“Justice es un perro amoroso con ganas de aprender. Al igual que cualquier cachorro, quiere encontrar su hogar para siempre una vez sanado, donde dará y recibirá amor todos los días”, comentaron sus cuidadores.

Después de casi un año de tratamiento y capacitación, Justice estaba listo para ser adoptado.

Su historia se dio a conocer por lo que varias personas estaban interesadas, incluso familias de otras ciudades y países, pero el refugio solo aceptaba solicitudes dentro de un radio de 160 kilómetros para que los veterinarios pudieran seguir de cerca de su recuperación. Jessica Lynch, una de las veterinarias que atendió a este valiente pitbull comentó:

“Estaba extremadamente triste al principio. Ciertamente ha recorrido un largo camino. Tiene mucha más personalidad hoy. Ahora es un niño muy alegre y luchador”.

Justice no solo debía sanar su cuerpo sino también mejorar su conducta, debido al pasado lleno de infortunios que enfrentó no confiaba en todas las personas, por lo que recibió entrenamiento por más de un año para se convirtiera en un perrito completamente educado y recuperara su confianza en las personas.

Hoy día es sigue indicaciones, atiende a muchos de los comandos, ha aprendido a obedecer y recibir cariño de todos quienes con amor y respeto lo rodea.

Un pasado difícil que de dejó marcar, pero hoy disfruta de una nueva oportunidad.

Lo mejor de todo es que Justice logró el final feliz que merecía, después de poco más de dos largos años de recuperación finalmente fue adoptado.

Este valiente pitbull se ha convertido en un verdadero ejemplo de superación y perseverancia, nos recuerda que en las manos correctas todo es posible si hace con amor.

Su transformación ha sido completamente satisfactoria, sus heridas son cosas del pasado y es mucho más amoroso de lo que solía ser, le encanta que sus nuevas personas favoritas froten su barriga y confía plenamente en los humanos.

Sabe que nunca más será lastimado y disfruta por completo de esta nueva oportunidad.

Si bien, Justice está disfrutando de su nueva vida, el refugio sigue trabajando para determinar quién fue el responsable de tanta maldad.

Han ofrecido una recompensa de hasta $ 20.000, pero desafortunadamente, no hay pruebas suficientes para procesar a alguien por este desgarrador crimen.

A pesar de su terrible pasado, Justice está disfrutando de su vida, de su hogar, y una familia que lo ama y respeta de manera incondicional.

Nada justifica que un animalito sea maltratado de esta manera, sigamos luchando por causas justas y velemos juntos por el bienestar de todos los animalitos. ¡Gracias a quienes ofrecen segundas oportunidades y transforman vidas!