Su perrito se desplomó por las secuelas de las graves lesiones que sufrió antes de ser rescatado

Aunque no entendamos hasta dónde puede llegar la maldad de algunas personas hay casos que no sólo deben ser denunciados, sino que al relatarse inspiran a muchos a seguir ayudando y le da valor y sentido a la labor que hacen tantos rescatistas.

En esta oportunidad el perrito húngaro llamado Deru es el protagonista de una historia bastante lamentable.

Este perrito fue salvado justo a tiempo de los más terribles tratos.

Cuando el animalito fue hallado se encontrada colgando de una cuerda, al punto de la asfixia, su cráneo estaba roto y tenía graves lesiones en todo su cuerpo.

Sólo un criminal pudo haberle hecho tanto daño y dejarlo allí a su suerte, agonizando. Sin embargo, morir no era parte de su destino y la criatura fue hallada en el momento justo para iniciar una dura batalla por sobrevivir.

Antes de ser el perrito amado que es de ahora Deru pasó por muchas calamidades.

Al llegar al centro clínico veterinario donde fue atendido, Deru necesitó una intervención de emergencia para reparar la fractura de su cráneo. Además presentó una embolia espinal y un bloqueo repentino de una arteria en la médula espinal.

Su estado era realmente grave y los mismos médicos esperaban lo peor.

Los rescatistas creen que el animalito fue lastimado con un objeto contundente como una pala y las autoridades de protección animal en Hungría se hicieron responsables de la investigación para dar con el responsable.

Este es Deru en una de sus tantas visitas al médico a causa de lo que le hicieron.

Mientras todo esto ocurría, la organización benéfica Vizslamentes tomó toda la responsabilidad en el cuidado del perrito y Deru sólo luchaba por aferrarse a la vida. Por fortuna, la criatura demostró ser más fuerte de lo que muchos pensaban y logró salir adelante.

Deru comenzó un largo camino para su recuperación, pero dos años más tarde de ese terrible momento volvió a recaer. La misma membrana donde había sufrido la embolia, comenzó a hincharse y ejercer presión sobre su columna vertebral.

Nuevamente Meru tuvo que recibir atención médica.

Por fortuna, Deru fue adoptado por una pareja responsable que lo ama y se han hecho cargo de todo su tratamiento. Chris y Lara Jessop viven en Inglaterra y han apoyado a la criatura con una dieta balanceada, terapia láser y tratamientos de fisioterapia para que deje atrás su pasado.

Deru semanas después de su cirugía de emergencia para reparar su cráneo.

Cuando el perrito fue encontrado tenía sólo seis meses, así que la primera etapa de su vida fue realmente dura. Sin embargo, ahora es un vizsla amado y consentido que sabe que cuenta con el cariño de sus padres para superarlo todo.

“Siempre supimos que sus lesiones eran tan severas que necesitaría atención médica de por vida o muy frecuente. Todavía recuerdo el día que colapsó como si fuera ayer. Lo encontré en la cocina en su cama y cuando trató de ponerse de pie se cayó al suelo”, dijo Lara. 

Derú tiene una vida completamente diferente gracias a las personas que lo rescataron y acompañaron en su recuperación. Los voluntarios lo ayudaron a encontrarse con su nueva familia y ahora vive feliz no sólo al lado de sus papás humanos, sino de Alfie, de siete años, y Arthur, de seis, dos perros vizsla como él.

Cuando la maldad de alguien intentó acabar con este perrito, él supo reponerse y salir adelante, lo logró gracias al amor. Comparte su historia y envíale tus bendiciones para que una vez más logre aferrarse a la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!