Un perrito es salvado de la eutanasia gracias a un anciano que decide que envejecerán juntos

Los abuelos sin duda son un reflejo de experiencia, de amabilidad y compresión. Un ejemplo de ello es George Johnson, un veterano que después de recibir cientos de medallas y honores por sus años de servicio en la marina durante la Segunda Guerra Mundial, sentía que algo que le faltaba a su vida.

Un hombre de la marina que salvó a un perrito.

Johnson es de esas personas que tienen un amor especial por los perritos, especialmente le gustan los pastores alemanes blancos. Hace años murió su pastor Velabit, y desde entonces el veterano se sentía muy solo.

Quería un amigo y haría lo posible para tener un hermoso amigo de cuatro patas.

El abuelito se contactó con María Dales, directora de la organización de Rescate del Pastor Alemán del Condado de Orange, le preguntó si sabía de algún perrito pero la respuesta fue negativa, quedaron en informarle si sabían de uno.

Al poco tiempo la organización se enteró de Sam, un pastor alemán que acababa de ser dejado por la armada, debido a su avanzada edad era poco probable que alguien quisiera adoptarlo. Al parecer ser sacrificado era su destino.

Cuando George se enteró del desgarrador destino del perrito inmediato se contactó con la organización señalando al respecto:

“Tráelo aquí, lo llevaré… Mientras él quiera estar conmigo, me ocuparé de él”.

Un voluntario de la organización viajó a Arizona para recoger a Sam y luego regresó a California para dejarlo directamente en casa de George en Downey. Cuando el veterano vio al perrito su corazón se desbordó de alegría, sin duda la conexión entre ambos fue amor a primera vista.

«Recibí algunas medallas, cintas y reconocimientos durante mi carrera naval, pero este perro llena de mi corazón más que todos eso junto”.

El hermoso gesto de George ganó tanta popularidad que una compañía decidió motivarlo otorgándole 25.000 dólares a German Shepherd Rescue of Orange County. La compañía está participando por el Premio People´s Choice de la Fundación Petco.

Vida y salud para ambos veteranos.

La fundación tiene sede en San Diego California y es una de las sedes principales especializadas en alimentos, suministros y servicios integrales para mascotas. Para ellos los animalitos son prioridad y buscan solución ante cualquier problema.

Afortunadamente existen varias fundaciones para ayudar a los perritos que tanto nos necesitan, tú también puedes ser parte del cambio adoptando o ayudando a los perritos de la calle.

Comparte la nota para que todos conozcan la hermosa historia de Sam y agradecer a todas las fundaciones que se preocupan por los animalitos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!