Frida, la talentosa perrita rescatista, celebra su jubilación en una conmovedora ceremonia

Hace un par de años el mundo entero quedó conmovido ante la gran labor que realizó la perrita Frida en medio del terrible terremoto que afectó Chiapas, Oaxaca y a la Ciudad de México. Esta hermosa perrita labrador fue entrenada desde su nacimiento para trabajar como parte de la Marina-Armada de México y ahora, tras 10 años de una maravillosa labor, ha celebrado su jubilación en una conmovedora ceremonia.

“Nuestra querida Frida comienza una nueva etapa en el retiro. Frida se robó el corazón de todo México y de miles más allá de nuestras fronteras”.

La dulce perrita comenzó a recibir entrenamiento en la búsqueda y detección de narcóticos, pero a medida que iba creciendo se volvió evidente que tenía una vocación mucho más especial para el rescate de personas. Israel Arauz fue el agente encargado de su entrenamiento y tuvo la suerte de poder trabajar con ella a lo largo de rescates nacionales e internacionales.

Frida se jubiló el 24 de junio, el Día Internacional de Rescatista.

Durante la ceremonia la perrita se presentó ante varias autoridades y comenzaron a remover su uniforme. Israel Arauz comenzó por retirar los característicos goggles, el chaleco y los cuatro escarpines que utilizaba para que no hiriera sus patitas al explorar todo tipo de terrenos inestables. Fue entonces cuando el almirante Redondo Arámburu le entregó un juguete mordible para felicitarla por sus grandes años de servicio.

“Su imagen simpática y esperanzadora nos reconciliaba con la naturaleza y con el género humano”.

Además de su trabajo en las explosiones de las Torres de Petróleo, Frida prestó asistencia en otros países al trabajar incansablemente en el terremoto de Haití del 2010 y en los sismos de Ecuador en el 2016. Sin embargo, no fue hasta el 2017 cuando cuando comenzó a ganar fama internacional en los terremotos de 17 y 19 de septiembre en México.

Frida encontró con vida a 12 personas en medio de los escombros y halló los restos de 43 más, dando así un gran alivio a sus seres queridos.

Dado a que fue esterilizada a los 4 meses de edad, la labrador no tiene descendencia pero participará de manera activa en el entrenamiento de otros perritos que seguirán su camino. Ahora, la custodia de la Frida la tendrá el Sub Grupo Canino del Estado Mayor del Alto Mando.

Frida aparece en una moneda conmemorativa de 20 pesos mexicanos que emitió el Banco de México en el 2018.

Celebramos la gran trayectoria que esta dulce perrita ha logrado en situaciones tan críticas para México y otros países. No hay duda de que será un merecido descanso.

Comparte la historia de esta gran rescatista para celebrar todos sus años de entrega a la búsqueda y rescate.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!