Se acerca a los perros callejeros frente a su trabajo sin saber que era grabada

Los canes necesitan de mucho amor y cuidados, y los perros callejeros aún más. Una mujer en Georgia se esfuerza por demostrarles cada día el enorme valor que tienen, y todo lo hacía bajo el más absoluto anonimato.

Los perros callejeros también son importantes y es importante hacérselo saber

Perros callejeros

Nino Tabatadze es una mujer que trabaja en un edificio de oficinas en una calle georgiana donde tiene un pequeño local.

Todos los días asiste a su puesto de trabajo con entusiasmo, y en una oportunidad cuando estaba a punto de entrar vio a un par de perros callejeros frente al edificio, se les veía muy delgados, seguramente estaban hambrientos.

Los perros miran con ojitos alegres a la mujer cuando los alimenta

Entró para buscar alimentos y agua, les sirvió a cada uno, los perritos comieron y bebieron con mucha alegría.

Estaban felices de que alguien se preocupara por ellos, no sabían lo que era ser cuidados de esa manera. Al día siguiente cuando fue de nuevo a su labor encontró a los mismos perritos, y alguno se le había añadido al clan.

«Les doy comida y agua. Me hago amigo de ellos, son muy dulces y cálidos», dijo Nino.

La escena se empezó a repetir un día tras otro, la mujer tomó como un hábito cuidar a los canes. Lo hacía de todo corazón, era feliz sintiendo que podía hacer algo por los perros callejeros que no tienen a nadie, y están expuestos a tantas carencias y peligros.

Las cámaras de seguridad de la calle grabaron la loable labor de Nino

La entrada del edificio donde trabaja la mujer cuenta con cámaras para grabar todo lo que sucede en los exteriores, y de esa manera proteger a las personas contra los hechos malos que a veces se cometen. Una de las grabaciones dio a conocer lo que ella hacía.

A diario se repetía la escena, antes de entrar se acercaba a sus amigos, que cada vez eran más, los saludaba con mucho cariño.

Después iba por los suministros y le servía a cada animalito con admirable abnegación. El movimiento de sus colas eran la mejor muestra de que estaban contentos con su benefactora.

Ella se sentía pagada y motivada por el amor y ternura que los perritos callejeros le regalaban. Le agradecían lamiendo sus manos y pegándose de sus piernas. Parecían niños juguetones alrededor de la madre que los alimenta y dice palabras dulces.

«La amistad con ellos me trae una gran felicidad. Iluminan y calientan el alma», agregó la amiga de los perros callejeros.

Las grabaciones e imágenes fueron compartidas en las redes sociales para que las personas vean con el ejemplo de la solidaria mujer, que es importante cuidar y proteger a los animales.

Muchos estuvieron felices de que Nino cuidara a tantos animalitos de manera tan desinteresada y genuina. Otros opinaban que más allá de eso, es necesario que las personas les den la oportunidad de ser parte de su familia promoviendo la adopción.

“Es una demostración de genuino amor por los animales. Pero hay que hacer más por ellos, es necesario que los adopten rápido, no deben seguir viviendo en la calle”, dijo un preocupado internauta.

Cuida los perritos callejeros con todo su amor


Sin duda alguna Nino Tabatadze tiene su mérito, especialmente porque lo que hace por los animales no se supo por ella misma, sino de manera totalmente ajena. Si cada uno de nosotros hiciera algo por ellos, no habría tantos perros callejeros pasando penurias y necesidades.

La responsabilidad debe ser de todos, los que ya tienen mascotas deben comprometerse a cuidarlas, darles una vida digna y nunca desampararlas. Y los que piensan tenerla deben entender que no son juguetes ni adornos, y a la hora de escogerlos optar por la adopción de perritos callejeros.