Perros y gatos que murieron dentro de un camión revelan el drama de las «cajas sorpresa»

Aunque cada día se observe una mayor preocupación por la defensa y protección de la vida animal, parece que al hombre se le da muy fácil el idear nuevas formas de torturas que atentan contra el bienestar animal.

Hace un par de meses en China se hizo un descubrimiento aterrador en el que decenas de animales perdieron la vida por asfixia. La razón: estaban siendo enviados como cajas misteriosas por paquetería.

¿A qué mente retorcida se le ocurrió esta atrocidad?

La ONG china de bienestar animal Chengdu Aizhijia Animal Rescue Center hizo un importante descubrimiento, al interceptar la camioneta de la empresa de envíos ZTO Express.

El vehículo era una unidad de logística que trasladaba los paquetes desde los depósitos en Chengdu (al suroeste de China), al resto del país.

Según el conductor, no tenía ni idea de lo que contenían las cajas.

En las cajas hallaron 160 animales entre perros y gatos, los cuales habían sido comprados por internet bajo la modalidad de «cajas sorpresa».

El morbo detrás de esta práctica es realmente indignante y las organizaciones hacen lo posible por detener a los compradores.

Nadie puede explicar tanta maldad.

Los voluntarios del Centro de Rescate de Animales de Chengdu Aizhijia describieron la dantesca escena.

«El camión estaba lleno de ladridos y maullidos de animales. Cuando se cerró la puerta del camión, no había más aire y estaban destinados a asfixiarse. Cuando los hallamos, muchos perros y gatos pequeños estaban muriendo o ya habían muerto», dijo el centro de rescate en un comunicado.

Por su parte, la empresa de logística se disculpó tras el terrorífico descubrimiento y argumentó desconocer el contenido de los paquetes, ya que los envíos se habían realizados a través de sitios electrónicos.

Sin embargo, aseguraron que la sucursal de Chengdu, la cual realizó la entrega, deberá realizar «una inspección interna integral » y sus empleados recibirán «capacitación en reglas de seguridad”, para evitar que este tipo de situaciones se repitan.

¿Será eso suficiente para resarcir tanto dolor?

Lo sociedad china y comunidad internacional quedaron aterradas con la noticia, pero la realidad es que cada vez se hace más frecuente la compra de animales vivos a través de las llamadas “cajas sorpresa”.

En 2019 este mercado se valoró en alrededor de mil millones de euros, según la firma de investigación de mercado Qianzhan Intelligence.

La gente compra obsequios que en principio desconoce y la mayoría de las veces se tratan de juguetes u objetos de decoración, sin embargo, el asunto se ha salido de control.

Los animales que sobrevivieron a esta pesadilla están siendo atendidos en refugios.

Las leyes chinas prohíben el envío de animales por paquetería. Pero cada día es más fácil comprar cajas misteriosas de mascotas a través de comercios electrónicos como Taobao y Pinduoduo.

Los usuarios pueden adquirir mascotas de razas y apariencias desconocidas por alrededor de 10 yuanes (US $ 1,50) o incluso menos.

No se necesita ser superdotado para deducir que enviar a una criatura por paquete es altamente peligroso y que conlleva grandes probabilidades de que el animalito muera durante el trayecto. Pero incluso así la práctica cobra más auge cada día y parece que las empresas de paquetería y las ONG tienen un largo camino por recorrer, ante esta nueva forma de abuso.

El hombre debe detener su egoísmo exacerbado, por favor comparte esta noticia y ayúdanos a rechazar públicamente estos actos para que las autoridades hagan algo.