Personal médico de un hospital recibe el mejor apoyo para poder enfrentar la pandemia

El personal médico es sin duda alguna los héroes en medio de esta crisis económica y social producida por la pandemia del Covid-19. La honorable labor que realizan exhaustivamente para combatir este enemigo sin máscara es realmente digna de admirar. Ellos trabajan sin descanso arriesgando sus propias vidas para poder salvar otras que han sido víctimas del virus.

La perrita es una adorable labrador amarillo de un año de edad.

La mayoría del personal pasa días enteros en el hospital, por lo que recibir un abrazo o una caricia de consuelo de algún familiar querido parece haber quedado en el recuerdo.

Sin embargo, hay un nuevo miembro peludito que ha llegado para brindarles un poco de paz y trasmitirles serenidad en medio del caos.

Vive en la ciudad de Denver, Estados Unidos.

Se trata de una adorable perrita de servicio que ha decidido brindar alegría al todo el personal médico que lucha contra el coronavirus.

Wynn es el nombre de esta fiel compañera que ha llegado a cumplir una excelente función en el hospital Rose Medical Center en Denver, Colorado. Ayuda al personal de desconectarse un rato después de un turno agitado, descansar la mente y hacerlos sonreír con su infinita ternura.

Wynn brindará asistencia de forma gratuita a veteranos, adultos y niños con alguna discapacidad.

Esta dulce perrita no es ajena al mundo de salud, su dueña Susan Ryan también trabaja como personal médico en el hospital.

Si bien Wynn es solo una cachorrita, cuando tenga la edad suficiente Canine Companions for Independence la entrenará para ser una perrita de asistencia personal alguien con discapacidad.

Wynn tiene su propia cuenta de Instagram @docplusdog

En su cuenta su dueña publica algunas imágenes de Wynn durante su jornada laboral, ha conseguido miles de seguidores y la admiración de todos los amantes de los animalitos.

En una de las imágenes podemos ver a la perrita consolando a su madre. Al respecto Ryan comenta:

Vi a Wynn regresar después de haber sido sacada a la calle. Simplemente me desplomé en el suelo y dije ´ ¿puedo pasar un minuto con ella?´”

En ese momento Ryan acaba de dejar a un paciente, abrazar a su amada bola de pelos fue el consuelo que tanto necesitaba.

La perrita hace lo mismo con todo el personal, los abraza, se acuesta entre ellos, deja que la acaricien, les da un poco de calma y serenidad después de tanto infortunio.

A las 8 semanas de haber nacido Wynn comenzó su entrenamiento.

Desde que era un cachorro esta adorable perrita ha visitado el hospital, pero ahora sus visitas toman más relevancia por el importante papel que cumple en las vidas del personal médico. Su dueña comenta:

«Cuando entro en un turno, el personal se ilumina. Es la parte más alegre de nuestro día”.

No te preocupes si piensas que Wynn pueda contagiarse del virus, todo el personal que la rodea se lava muy bien las manos antes de tocarla.

Después de todo, la higiene es crucial para combatir el virus. Gracias, Wynn, por ser parte de esta lucha, también formas parte de esos superhéroes que enfrentan esta batalla.

No dejes de compartir esta nota en tus redes y hagamos viral la increíble función de esta perrita que brinda consuelo a gran parte del personal médico que lucha en esta pandemia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!