Piden ayuda para salvar a la perrita quemada, herida y fracturada que hallaron en un bosque

Corridas de toros, todas las modalidades de caza, peleas de gallos o de perros, violencia gratuita, burrotaxis, granjas de explotación, circos con animales, perreras, y pare usted de contar, son algunas de las infinitas modalidades de injusticia que se cometen a diario en contra de millones de víctimas sin voz, ya sean amparadas por la Ley, o al margen de esta.

Es lamentable tener que seguir escribiendo sobre casos de este tipo, sin embargo, no nos cansaremos de denunciar estos atropellos. Es el triste caso de Ramona, una simpática y pequeña perrita de tan solo 12 semanas de nacida, que fue encontrada con graves lesiones y quemaduras en un bosque cercano a Acton, Massachussetts, en Estados Unidos.

Mientras una senderista de la localidad estadounidense caminaba por la montaña en compañía de su perro el día 15 de noviembre pasado, se percató de que a un lado del camino yacía una pequeña cachorra. Tenía cerca del 40 por ciento de su cuerpo quemado con químicos, su pata delantera izquierda quebrada y varios pinchazos en su lomo.

Este nivel de ensañamiento en contra de un ser tan indefenso ha encendido las alarmas y se ha comenzado a promover una campaña para recaudar fondos y poder costear los gastos médicos del animalito vilmente herido, pero, además, el hospital encargado de velar por la recuperación de la cachorrita, ofreció 1.000 dólares de recompensa a quien pueda dar información sobre la persona que cometió tal bajeza.

Por su parte, los veterinarios creen que la pequeña podría haber sido atacada por un animal salvaje mientras estaba sola en el bosque —de ahí los pinchazos y la pata quebrada—, pero aún no se sabe quién le podría haber causado las quemaduras.

Las lesiones de Ramona son tan graves, que necesitan retirarle el tejido muerto, esperando que la piel que le queda pueda sanar bien.

Ramona busca el cariño de sus protectores

“No solo está lidiando con estas espantosas heridas en su piel, sino que también tiene quebrado el codo de una de sus patas delanteras. La lesión no está sanando de la mejor manera, así que quizás tengamos que amputar la pata”, dijo con tristeza la doctora Rebecca Fellman, veterinaria de MSPCA-Angell, en un comunicado.

Asimismo, trascendió que la pobre perrita se quedará en el centro médico por los próximos 4 meses en cuarentena obligatoria, mientras se procede médicamente para intentar sanarla y que esté lo más confortable y con el mejor ánimo posible.

El costo del tratamiento de la pequeña mascota podría alcanzar los 4 mil dólares, por lo tanto, se espera que las reacciones a la campaña de recaudación en pro de la salud de Ramona rinda sus frutos, y el inocente animalito pueda volver a llevar una vida normal.

“Obviamente, esperamos con ganas que podamos recuperarla y enviarla a un hogar definitivo porque, después de todo lo que ha vivido, lo merece más que nada en el mundo”, agregó la veterinaria.

Sabemos que Ramona está en las mejores manos y todo saldrá bien, pero también esperamos que aparezca el responsable de tanta maldad hacia un ser vivo, y pague por sus horribles e innobles acciones.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos y si presencias algún caso como este, ¡denuncia! Es vital que la ciudadanía actúe ante los casos de violencia y los ponga en conocimiento de las autoridades.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!