El milagro de Piojito: el perro rescatado que volvió a caminar a pesar del desolador pronóstico

Los animales de la calle sufren terribles desgracias que les roban la oportunidad de tener una vida digna  y que además los condenan a una muerte segura, como es el caso del perro Piojito, que fue encontrado en Cota, Colombia, y que en ese momento daba la impresión de que no lograría sobrevivir, pues estaba realmente lastimado.

Piojito fue encontrado hace más o menos un año, y tuvo la suerte de que Marce Tabares, que es una amante de los animales, se cruzara en su camino, pues decidió ayudarlo y no abandonarlo dado que realmente se veía muy complicado que fuera a sobrevivir.

Piojito cuando era apenas un bebé

Cuando Marce encontró a Piojito calculó que debía tener no más de tres kilos de peso, pero sorprendentemente no pesaba más de dos kilos, además de que tenía lesiones en sus patitas y en la panza, por lo que Marce supuso que en tan poco tiempo de vida había sufrido demasiado. Por esta razón Marce decidió no abandonarlo a su suerte.

Piojito no caminaba cuando lo encontraron, sus dos patitas traseras estaban realmente dañadas, era evidente que nunca iba a poder caminar, pero al menos sí encontró a una familia que quisiera darle amor y mucha paciencia.

Arrastraba sus patitas traseras

“Cuando vi a Piojito sabía que no lograría sobrevivir sin alguien que lo cuidara, tenía sólo tres meses y ya había sufrido demasiado”, declaró Marce.

Cuando le pusieron sus primeras rueditas para que pudiera caminar sólo le costó algo de trabajo acostumbrarse a ellas y dominarlas, pero para su fortuna tenía a otro amigo que también usaba rueditas: Jero. Junto a él, Piojito pudo adaptarse con mayor facilidad a ellas.

“Terapias, vitaminas, medicamentos y mucha paciencia se volvieron parte de mi día a día, y también de toda mi familia, pues todos se involucraron con la tarea de ayudar a Piojito”, declaró Marce.

Mientras piojito seguía creciendo también lo hizo su habilidad para andar con sus rueditas, cada vez parecía más un Ferrari andando por toda su casa.

Hasta que un día sorprendió a todos: al ver a sus amigos correr por el jardín, él salió disparado para unirse al juego, ¡sin sus rueditas! Piojito lo logró, ¡volvió a caminar a pesar de que nadie se lo esperaba!

“Qué bonita historia, sin duda adoptar a un perrito nos cambia la vida. Espero que inspire a muchas personas y que decidan adoptar a un animalito sin hogar”, comentó un internauta.

Sin duda, Piojito tuvo mucha suerte ya que encontró a una persona que estuvo dispuesta a todo para ayudarlo a mejorar su vida, queda claro que el amor incondicional de Marce fue también un elemento para su rápida recuperación.

Comparte esta nota para que la historia de Piojito llegue a más personas y que se contagien de la magia que todos somos capaces de hacer con amor por los animalitos abandonados.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!