Pitbull abandonado se cuela en el jardín de una familia con la esperanza de que lo adopten

Cuando un perrito es abandonado y más tarde rescatado todo para él cambia, aunque en ocasiones les cuesta adaptarse a su nueva familia, siempre terminan cediendo y rendidos de amor ante las personas que los recataron.

Este es el caso de Poppy, un hermoso pitbull que llegó al lugar y momento indicado luego de vivir por años con un hombre que no le daba la atención que merecía.

La familia desconoce cómo llegó el perrito hasta el jardín.

Popy apareció sentado en el jardín de una casa, sin previa invitación y sin nunca antes ser visto, el perrito apareció como si supiera que ahí era el lugar indicado para él.

Lakisha Smith y su hija fueron las primeras personas en verlo, su primera impresión era la de un perrito en mal estado que necesitaba urgentemente un gesto de amor.

Claramente necesitaba ayuda y el dulce perrito escogió el jardín adecuado para recibirla.

Lakisha y su hija se acercaron al perrito, la joven decidió acariciarlo con mucho cuidado para evitar asustarlo, juntas decidieron ponerle el nombre.

El perrito felizmente aceptó las caricias y entró a la casa donde sin imaginarlo, más tarde se convirtió en su nuevo hogar. La señora Smith comenta al respecto:

“Le dije a mi hija que lo alimentara porque parecía que se estaba muriendo de hambre. Tenía sed y estaba muy deshidratado. Cuando volví hacer recados, mi esposo Trey, nuestra hija Ja´Mya y yo lo bañamos. Estaba infestado de pulgas, tenía el cabello en mal estado y muy sucio”.

La familia hizo todo lo posible para hacer sentir cómodo al perrito, querían hacerle olvidar todo lo que había pasado, esa noche le prepararon una pequeña cama y lo dejaron descansar dulcemente.

Al día siguiente publicaron una foto del perrito en varios grupos de Facebook con la intención de encontrar a sus antiguos dueños, incluso lo llevaron al veterinario para que lo escanearan en busca de un microchip, pero todos los intentos fueron fallidos. La familia muy en el fondo estaba aliviada de los resultados, Poppy sin duda, se había robado sus corazones.

Poppy también disfruta de la compañía de un hermano canino.

Si bien al principio a la dulce bolas de pelos le costó adaptarse a su nuevo hogar, después de unos días había formado un increíble vínculo con toda la familia. Sin embargo, cuando todo parecía estar machando en completa armonía, apareció un hombre a la casa de los Smith a reclamar a Poppy, pero la reacción del dulce perrito era de total rechazo hacia su antiguo dueño, no lo había cuidado bien y le perrito lo sabía.

El hombre vio cuánto lo amaban así que decidió marcharse sin él. Lakisha comenta que el hombre se alejó y dijo:

“Ahora tienes un nuevo hogar”.

Desde entonces, la familia supo que todos los fantasmas del pasado habían desaparecido, Poppy oficialmente era un miembro de la familia.

Si bien ha estado luchado con algunas enfermedades, debido a que estuvo viviendo mucho tiempo al aire libre, siempre se recupera y tras algunas visitas a la clínica veterinaria regresa a casa familia. El veterinario le dijo a los Smith:

“Ahora tiene ganas de vivir junto a su nueva familia”.

Este hermoso perrito es muy afortunado de tener una nueva familia que vele incondicionalmente por él. Seguro que tendrá muchos años de vida para compartir al lado de personas tan especiales.

Esta emotiva historia tuvo un final feliz gracias a la infinita bondad y amor de la familia. Compártela en tus redes y no dudes en ayudar a los perritos más vulnerables.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!