No soportaba ni un ruido fuerte tras su triste pasado pero encontró el amor que tanto necesitaba

Continuamente se observan perros abandonados en la calle, y casi siempre es debido a la irresponsabilidad de sus dueños. Por suerte, en la actualidad hay muchas organizaciones que al verlos deambulando solos en la calle los acogen para así prestarles asistencia y luego conseguirles un hogar donde puedan ser amados.

Meatloaf es un dulce pitbull que tristemente fue abandonado y tirado a la calle, y desde entonces su vida no ha sido fácil. Un día mientras caminaba por las calles de Florida, fue atropellado por un coche. Por suerte para él, quien lo atropelló decidió llamar inmediatamente a control de animales para que se hicieran cargo de él.

Gracias a aquel desafortunado accidente, Meatloaf encontró a las personas que necesitaba

Cuando Rescue Animals In Need (RAIN) llegó al lugar donde se encontraba el pobre perro lo primero que hicieron fue examinarlo, y al ver su apariencia y comportamiento se dieron cuenta de sus necesidades y la gran falta que le hacía tener un hogar.

Meatloaf tuvo atención inmediata, pesando tan solo 9 kilos, tenía una severa infección en la piel, sarna, padecía de infecciones de doble oído y tenía viejas cicatrices en todo su cuerpo.

Su condición era realmente lamentable

A pesar de todo esto y las cosas inimaginables por las que debió haber pasado, Meatloaf se veía muy feliz y aliviado después del rescate, se sentía protegido. Durante el rescate se conmovieron al verlo tan asustado, pero a pesar de que fue muy duro lo que vivió, siempre movía su cola, se le veía muy ansioso.

Pero después de recibir unos cuidados, Meatloaf tenía un semblante mucho más tranquilo

Después de un par de llamadas consiguieron un hogar de acogida donde fue bien recibido mientras lo curaban y le buscaban un hogar donde lo valorarán y amarán de forma permanente. A pesar de haber varios hogares, la madre adoptiva de Meatfloat no los sentía adecuados para él. Ella sabía que el pobre perro necesitaba mucho amor y protección después de todo lo que había vivido.

Meatloaf se adaptó con facilidad a su hogar de acogida

Un gran día Brittney Strugala, una mujer de familia, estaba buscando un perro para poder adoptarlo, y en su búsqueda se encontró con una foto de Meatfloat. Tan solo con verlo sintió una fuerte conexión con él, deseaba con todo su corazón que este dulce perro fuese parte de ellos.

Y así fue como Meatloaf consiguió su hogar permanente

Ella y su novio tenían un pitbull en casa que se llama Sky, al que querían conseguirle un compañero, y el indicado era Meatfloaf, pero había algo que interfería con sus planes. La administración de los edificios sólo les permitía tener un perro, por lo que debían mudarse de allí para poder adoptarlo.

Después de un mes Brittney y su esposo consiguieron lugar dónde mudarse, y lo mejor de todo es que les permitían tener dos perros. Inmediatamente se mudaron y cinco días después llevaron a Meatfloaf, dándole una calurosa bienvenida.

Ahora Meatloaf no solo tenía una familia amorosa sino también a una compañera para jugar

Ya transcurrido un tiempo Meatfloaf está mucho mejor de salud, y a pesar de que aún no logra superar su ansiedad, cuenta con el apoyo de su familia para lograrlo. Aún le teme a los ruidos fuertes y repentinos, pero se siente protegido en su nuevo hogar, y su hermana Sky le enseña constantemente a ser más seguro.

A pesar de lo difícil que ha sido su vida, por fin él puede vivir tranquilo

Brittney Strugala

Meatfloaf es muy feliz en su hogar con su familia, y les manifiesta todo el amor que siente hacia ellos constantemente.

Darle una segunda oportunidad a un animalito callejero puede llegar a traernos mucha tranquilidad y felicidad. ¡Compártelo con tus amigos para que ninguno lo olvide!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!