Policía acude al llamado de un perro que lloraba atado a un poste y no puede irse a casa sin él

En ocasiones las personas pueden parecer de carácter duro y difícil, pero solo es necesario tocarles la parte más sensible de su corazón para entender que ellos tienen sentimientos al igual que cualquier ser humano.

Esta situación es la que ha embargado a un oficial en Ciudad de México que decidió dejar de lado la seriedad que demuestra al portar su uniforme, para sacar a relucir el gran corazón que lleva dentro.

Este peludo tiene mucho que ver.

El policía en cuestión ha protagonizado un hermoso rescate cuyo beneficiario ha sido un perrito mestizo, del que no está dispuesto a separarse nunca más.

Ven y descubre la historia detrás de un uniforme.

A principio de junio un policía se encontraba haciendo su acostumbrado patrullaje, cuando fue informado de un asunto poco usual. Un perrito había sido dejado sujeto a un poste, con algo de comida.

Era evidente que lo habían abandonado pero esto no era competencia del hombre. No obstante, al saber la situación, el policía decidió ir a inspeccionar y ver qué podía hacer por él hasta que llegaran los oficiales de la Brigada de Vigilancia Animal (BVA).

La BVA es el ente competente para este tipo de situaciones.

Al ver al animalito llorando desesperado e indefenso, el policía no pudo aguantar el impulso de su corazón y decidió que sería él el nuevo responsable de la criatura. Si sus antiguos dueños lo habían despreciado, él no haría lo mismo.

El hombre decidió rescatarlo, antes de que llegara la Brigada de Vigilancia Animal.

Claro que antes de llevárselo consigo se aseguró de preguntar entre los vecinos del municipio Gustavo A. Madero (donde se encontró al animalito), por si tenían conocimiento del negligente dueño.

Como nadie acudió a reclamarlo, el policía le abrió las puertas de su hogar.

Ante la emotiva decisión, el hombre le dio un gran ejemplo a sus compañeros del comando y también a toda la comunidad. Por tal motivo la hazaña fue compartida en el Twitter oficial de la policía.

“El compañero Cuevas de la #PBI de la @SSC_CDMX adoptó un perro que había sido encontrado amarrado en calles de @TuAlcaldiaGAM; decidió darle una nueva oportunidad, ahora busca un nombre para su compañero de 4 patas, ¡Bravo por el compañero policía!”, escribieron en el tuit.

Este amiguito no solo encontró un hogar, sino que nunca más deberá preocuparse por su protección. Ahora el perrito está en busca de nombre, después de pasar a tener a un padre de gran corazón que velará por su bienestar.

Salvar vidas es sin duda un acto heroico que merece ser reconocido, comparte esta historia y que el gesto de amor de este funcionario sea reconocido.