Mamá osa cruza la calle una y otra vez – Un policía mira a un lado del camino y lo entiende todo

Cuando se trata de osos, normalmente se sugiere apartarse de las zonas donde es posible que estén, pues son animales muy peligrosos cuando se asustan o se alteran. Sin embargo, hay casos en los que estos adorables pero letales seres requieren de ayuda, y es cuando alguien debe tomar acción en el caso.

Durante una de sus rondas habituales, un policía del norte de los Estados Unidos notó algo curioso. Se trataba de una familia de osos que estaba tratando de cruzar una calle desesperadamente sin lograrlo, por lo que él como buen samaritano decidió detenerse a ayudarlos, y qué bueno que lo hizo.

La familia de osos estaba intentando cruzar la calle en la ciudad de Carroll, Estados Unidos.

Al ver cómo se veían, pudo notar que llevaban mucho tiempo bajo esa situación, por lo que estacionó su auto a un lado de la carretera e indicó a los autos que se acercaban que se detuvieran para que los osos pudieran cruzar la calle con seguridad, y fue justo cuando algo aún más extraño sucedió.

Después de que los osos ya habían cruzado la calle, la madre decidió regresarse, e hizo esto un par de veces, cruzaba la calle y regresaba una y otra vez. Al poco tiempo, los testigos entendieron qué estaba pasando. Sucedía que había un cuarto osezno que no podía mantener el ritmo del resto de la familia y se había quedado atrás.

Por suerte, un policía estaba cerca del lugar y les brindó su apoyo

A pesar que el pequeño trataba de alcanzar al grupo, no era capaz, por lo que su madre se notaba muy ansiosa e intentaba animarlo para que todos pudieran seguir su camino hacia el bosque.

Fue entonces que al ver que el osito parecía incapaz de cruzar la calle, y temiendo por sus otros bebés, la madre decidió abandonar al cuarto osezno.

Sin embargo, uno de los pequeñines se seguía quedando atrás

Al observar lo ocurrido y dejando que pasara suficiente tiempo para que la osa madre no regresara y lo lastimara por tocar a sus crías, nuestro amigo policía decidió tomar acción recogiendo al oso y montándolo en su patrulla.

¡En este vídeo puedes apreciar lo que sucedió!

Pasado un corto viaje en auto, llevó al animalito a un grupo de rescate enfocado en la rehabilitación de vida salvaje, donde se confirmó que el pequeño estaba enfermo y necesitaba ser rehidratado.

Al final el policía se lo llevó a un grupo de rescate para que se encargaran de ayudarlo

El proceso de este tratamiento es lento, sobre todo porque estos animales viven en lo salvaje, así que no solo se le debe dar los medicamentos correspondientes, también se debe tener cuidado de que ellos no se encariñen o asocien a los humanos con comida, pues puede acabar en situaciones potencialmente peligrosas.

Pero a pesar de todo, la evolución del pequeño ha sido positiva, por lo que se espera que en poco tiempo pueda reunirse con su familia nuevamente.

Pronto este pequeñín volverá a su habitat

Town of Carroll Police Department

Las acciones de nuestro amigo oficial fueron admirables y muestran un gran respeto por la vida salvaje, algo que todos podemos respetar y replicar.

ACTUALIZACIÓN

El Departamento de Policía dio a conocer que el pequeño finalmente pudo ser liberado a su hábitat en poco tiempo, ojalá que algún día el destino pueda reunirlo con su madre ¡Así son las leyes de la naturaleza!

¡Te invitamos a compartir esta increíble historia para incentivar a las personas a realizar buenas acciones por los animales!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!