Policía detiene el tráfico al ver a 2 ardillas bebés en peligro

Los miembros del Departamento de Policía son considerados esos héroes sin capa que siempre están para ayudar y defender a los ciudadanos.

Ellos constantemente están realizando acciones y ayudando no solo a las personas, su compromiso también es con los animales que están en alguna situación de vulnerabilidad o peligro. Esta es la historia de un policía estatal de Nueva York, LaVonteLee.

Policía ve a dos pequeñas ardillas en el camino y después de ayudarlas se convierten en mejores amigos.

El policía se encontraba haciendo su jornada laboral como un día más cuando de repente vio algo que transformó su rutina, vio un par de ardillas bebés que necesitaban ayuda.

Lee sabía que debí actuar, así que detuvo el tráfico y ayudó a los pequeños roedores a cruzar la carretera, sin embargo, el hombre nunca imaginó que las ardillas no estaban apuradas por llegar a su destino, así que decidieron quedarse cerca, muy cerca de su rescatador.

Las ardillas posaron sobre el brazo del policía y ahí se quedaron un rato largo, es como si supieran que habían encontrado a la persona perfecta para cuidarlas e hicieron del brazo de Lee el mejor lugar para descansar.

A través de la cuenta de Facebook de New York State Police se dio a conocer la noble labor del policía. En una publicación comentaron:

“Estos pequeños estaban hoy en medio de una carretera concurrida y potencialmente peligrosa en la ciudad de Ítaca.

Y justo a tiempo, un hombre de gris, con una corbata morada… ¡El policía LavonteLee se abalanzó para salvarlos trayéndolos a salvo! Parece que hizo nuevos amigos”.

Las tormentas, las talas de árboles u otros eventos pueden generar que las ardillas bebés caigan de sus nidos, por lo que muchas personas se preguntan cómo ayudar a estos pequeños animalitos.

La Comisión de Recursos para la Vida Salvaje de Carolina del Norte emitió algunas recomendaciones para actuar frente a estas eventualidades.

Lo primero que debe hacer es observar si el animalito está herido, sino es así, puede ser seguro dejarlo en el lugar donde lo encontró, si hay un árbol cerca, lo más probable es que ahí este su nido, es posible que la madre vaya por él y lo regrese de nuevo a su nido.

Si el nido fue destruido, la madre construirá uno nuevo y luego buscará a cada ardilla bebé para llevarlos hasta su nuevo hogar.

Si por el contrario, el animalito está herido, es necesario llamar a un rehabilitador de vida silvestre con licencia, antes de llevarlo a casa para intentar cuidarlo. Falyn Owens, bióloga y experta en la vida silvestre comentó:

“A pesa de las mejores intenciones de una persona, es mejor dejar a un animal salvaje donde lo encontraron, o en manos de un rehabilitador de vida silvestre con licencia”.

El policía Lee se aseguró que las ardillas no tuvieran ninguna lesión, después de varios minutos de interactuar con las ardillas, las devolvió al árbol más cercano para que su madre los encontrara. Fue una hermosa experiencia que difícilmente olvidará.

Las acciones de Lee lo hicieron merecedor de un agradecimiento en línea por parte de sus compañeros.

“Uno de los valores centrales de la Policía del Estado de Nueva York es proteger la vida y la propiedad. No importa cuán grande o pequeño sea”, dijo un portavoz de la policía.

El oficial Lee cumplió con su deber y salvaguardó la vida de dos adorables ardillas. Sin duda, ninguna acción es mínima cuando se trata de proteger la vida de pequeños seres tan importantes para nuestro ecosistema.

Gracias a quienes hacen estos pequeños actos de amor y suman esperanza.