Reino Unido prohíbe la venta de cachorros de perros y gatos en las tiendas de mascotas

El Gobierno británico ha anunciado que prohibirá la venta de cachorros de perros y gatos menores a 6 meses, en las tiendas de animales.

La medida vendría a frenar la explotación y los malos tratos de los que son víctimas las mascotas, pero especialmente los cachorros que son obligados a ser separados de sus madres, suponiendo un grave riesgo para su salud física y emocional.

El objetivo de la ley se centra claramente en promover la adopción de los perros  y gatos de los refugios, independientemente de su edad.

La prohibición incluye exclusivamente la venta de cachorros.

Si hubiera personas que deseen de todas maneras comprar o adoptar un cachorro, deberán ponerse en contacto directo con las protectoras o con criadores, pero ya no existirán los intermediarios que son los principales causantes de los malos tratos a los perros y gatos recién nacidos.

La decisión la ha tomado el Ministerio británico de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra), y han querido publicar la ley en torno a las fiestas navideñas debido a que es la época donde la compra de mascotas y sobre todo cachorros, prolifera, tanto en las tiendas físicas como por Internet.

«Esta prohibición de venta de perros y gatos por parte de terceros forma parte de nuestro compromiso de asegurar que las muy queridas mascotas del país tengan un buen comienzo de vida», reza la nota de prensa emitida por la Secretaría de Estado.

Esta ley que ha recibido el nombre de «La ley de Lucy», ha sido fruto de la campaña de los defensores de los animales en homenaje a una cachorra de raza Cavalier King Charles Spaniel, rescatada de una «granja de cachorros», en País de Gales, en 2013.

Lucy pasó la mayor parte de su vida en una jaula, y sus caderas se habían fusionado debido a la falta de ejercicio. Una mujer la rescató y se valió de las redes sociales para sensibilizar sobre el maltrato animal.

Uno de los objetivos de esta nueva ley es «poner fin a las condiciones terribles en los criaderos de cachorros», especialmente a los que operan en la clandestinidad.

Las tiendas de animales, además solamente estarán autorizadas a tratar con refugios que respeten el bienestar animal o con criaderos autorizados.

«Pido a todos los que estén pensando en comprar un cachorro o cualquier mascota en esta época del año que hagan una pausa y piensen detenidamente antes de hacerlo. Las mascotas forman parte de nuestras familias y es una decisión que requiere una consideración cuidadosa y una planificación», añadió el Secretario de Estado de Bienestar Animal.

EP

Los animalistas, por su parte, han dicho que la decisión anunciada por el gobierno británico no soluciona por completo el problema de la compra de mascotas por impulso, muy habitual en esta época del año. Sin embago, supone un primer paso para reducir los malos tratos a los cachorros, así como su cría masiva.

Comparte esta gran noticia en tus redes y recordemos al mundo la máxima antes de considerar tener una mascota en casa: ¡No compres, adopta!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!