Protector perrito sabe cuando su hermana canina está a punto de vomitar en el coche y la ayuda

Valoramos a los perros como los mejores amigos del hombre por la relación que tienen con nosotros, pero, en realidad, son animales sociales perfectamente capaces de hermanarse entre su propio género. Nos encanta ver a los amigos animales haciendo cosas juntos, incluidos a estos adorables perros colegas.

Eddy es un perrito muy inteligente y precavido, quien sabe exactamente el momento justo cuando alguien de los suyos lo necesita. Siempre está alerta ante cualquier situación que pueda requerir de sus servicios.

Ashley Karlin es su actual mamá humana, quien adoptó a este hermoso y fiel labrador negro de un refugio para mascotas en situación de calle hace dos años. La idea era que acompañase a su perra mayor, Daisy.

Desde que se conocieron, Eddy y Daisy se volvieron uno solo. Son inseparables.

“Eddy y Daisy juegan como hermanos. Se animan y corren juntos por el patio trasero. Duermen uno al lado del otro y, a veces, uno sobre el otro”, comentó Karlin.

Pero, no solo eso. Eddy tiene un instinto protector sumamente desarrollado. Es muy perceptivo y puede sentir de inmediato cuando algo no anda bien con alguno de sus seres queridos.

El perrito utiliza esta tremenda habilidad, sobre todo cuando sale a pasear con Daisy en automóvil. La verdad es que, su hermana canina se pone muy ansiosa y con frecuencia se marea en la vía. Sin embargo, Eddy es un verdadero profesional a la hora de tranquilizarla.

“Cuando ella se acuesta en el asiento trasero y comienza a babear, Eddy se coloca en la dirección opuesta para poder descansar su cabeza sobre la de ella. Si él no hace esto, Daisy se levanta, se acuesta, se levanta, se vuelve a acostar hasta que vomita”, dijo Karlin.

Ashley añadió que, Eddy pareciera predecir instintivamente cuando Daisy o cualquier otro miembro de su familia tiene algún problema. De hecho, es la mejor medicina para su hermana quien, por lo general, se aquieta y se queda dormida en su regazo.

Además, el canino no solo se aboca a proteger a Daisy. También está muy pendiente de su mamá humana y se asegura de que esté bien anímica y físicamente, siempre alerta ante cualquier cambio, por pequeño que sea.

Es más, hace poco, Ashley descubrió junto a su esposo que estaba embarazada e hipoglucémica. Desde ese mismo momento, Eddy comenzó a cuidarla, colocando su cabeza sobre su vientre para despertarla y avisarle sobre la aplicación de su tratamiento.

El peludo siempre está allí, presente y dispuesto para ayudar a calmar a su madre o a su hermana cuando lo necesitan. Son una familia muy unida, que no puede imaginar sus vidas o sus viajes en automóvil por separado.

Comparte esta historia con tus familiares, amigos y seres queridos. Si tienes algunos perros que sean tan fieles y tan amigos como estos, nos encantaría conocerlos.