Querían sacrificar a un perrito “porque no jugaba” – Los exámenes médicos revelaron la verdad

La gente que trabaja en los refugios de animales debe afrontar día a día las más locas razones por las que las personas abandonan a sus mascotas sin importarles las consecuencias para su salud. Pero recientemente, un refugio recibió una de las excusas más increíbles para abandonar un perro: No querían tenerlo más porque el perro no jugaba.

La familia del perrito no solo lo quería dejarlo en el refugio, sino que pedía que fuese sacrificado.

Por supuesto, en el refugio no estaban dispuestos a tomar ninguna decisión antes de realizar un chequeo médico completo. Y cuando vieron los resultados quedaron atónitos.

El perrito fue bautizado como Simba por la familia que lo abandonó.

El perrito no jugaba porque simplemente no tenía la energía para hacerlo. Como tenía muchas garrapatas, le habían transmitido una fuerte enfermedad que lo hacía padecer constantemente de fiebres y sus niveles de energía podían llegar a ser extremadamente bajos.

El padecimiento de Simba es conocido como Enfermedad de Lyme.

Como su familia lo dejó allí sin importarle su destino, los médicos decidieron darle el mejor tratamiento para que el lindo Simba lograra una nueva oportunidad para vivir. Pero el pronóstico no era muy alentador, ya que las fiebres llevaban mucho tiempo consumiéndolo.

Los veterinarios le estimaron a Simba un 50% de posibilidades de sobrevivir.

Simba se llevó de maravilla con los otros perros del refugio; incluso uno de los perros mayores se encariñó por completo con él y parecía encargarse personalmente de que nada le pasara al pequeño Simba mientras se recuperaba. Todo fue cuestión de tiempo, y gracias al enorme trabajo de los veterinarios de Vet Point, Simba logró mostrar su alegría.

Simba requirió de varias transfusiones de sangre y rondas de antibióticos para poder recuperarse.

Después de haber sido rechazado tan brutalmente por su familia por no tener energía, ahora el único problema era que no paraba de jugar con sus nuevos amigos. El video muestra al hermoso Simba recuperado y corriendo sin parar, mientras juega con otro perrito.

La Enfermedad de Lyme puede transmitirse al ser humano y afectar órganos vitales como el corazón.

Pero lo mejor todavía estaba por llegar: Una amorosa familia se encontraba en la búsqueda de un nuevo perrito; y cuando escucharon la conmovedora historia de Simba supieron que era el perrito que tanto estaban buscando.

Simba terminó de recuperarse en un hogar temporal antes de ser adoptado.

Little Things

Lo llevaron a su casa y en cuestión de minutos establecieron una conexión muy especial con él. A pesar de los momentos tan difíciles que había pasado, estaba lleno de alegría y amor para todos los que lo conocieran.

Ahora Simba vive con un peludo amigo con quien puede jugar todo lo que quiera.

Este lindo perrito logró recibir una nueva oportunidad justo antes de ser sacrificado, y ahora está dispuesto a aprovecharla jugando todo el tiempo con sus seres queridos.

Te invitamos a compartir esta noticia para crear conciencia sobre los cuidados y el amor que merecen todos los perritos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!