Quiere modificar a los bulldog francés – “Muchos perros de esta raza han sufrido injustamente”

Todos conocemos a los perritos bulldog francés. Son unos pequeños hermosos que se caracterizan por tener el hocico chato y ser extremadamente cariñosos.

Lamentablemente, al igual que muchas otras razas, estos peluditos sufren una serie de problemas de salud que podrían haberse evitado.

Con el paso de los años, han ido naciendo con cuello, nariz y orificios nasales cada vez más pequeños.

Esto les causa una enorme dificultad a la hora de respirar. El síndrome obstructivo respiratorio braquicefálico afecta a razas como Boston terrier, pekinés, bóxer y los bulldogs en general.

Su sistema de respiración es limitado y como además tienen una capa de pelo muy corta, sufren dificultades para regular su temperatura. Durante años, muchos han alzado la voz con respecto a esto.

Algunos especialistas dijeron que era urgente comenzar a emparejarlos con perros de hocico más grande para que sus hijos llevaran una vida más saludable. Ahora, un grupo de criadores ha demostrado lo mucho que puede cambiar este perrito si lo ayudan a llevar una vida mejor.

“No es normal que un perro no pueda hacer lo que más le gusta por la forma de su cuerpo”, dijo el director de Hawbucks French Bulldogs.

Hawbucks French Bulldogs es dirigido por Chantal van Kruining y su pareja Krijn. Cuando se mudaron juntos decidieron tener un par de perritos bulldog francés.

Lamentablemente, uno de ellos sufrió muchísimos problemas de salud y perdió la vida con tan sólo 16 meses.

“Nuestro proyecto nace de la frustración. La frustración de saber el daño que muchos perritos han sufrido injustamente. Frustración en donde algunos ven los problemas de salud como algo normal”, dijo Chantal.

Desde entonces, se decidieron a luchar para ayudar a estos peluditos a llevar una vida más saludable.

“No es normal que un perro no pueda estar quieto cuando pasea porque la temperatura lo afecta demasiado. No es tierno que un perro no pueda respirar sin hacer extraños sonidos”, dijo el portavoz de  Hawbucks French Bulldogs.

Un vistazo a los perritos que nacen bajo los cuidados de Chantal, demuestra lo diferente que puede ser la vida para un bulldog francés.

Al contar con unas vías respiratorias despejadas, son libres de jugar y pasear por muchísimo más tiempo.

“Criamos para la salud, no para el show”, es el lema de Hawbucks French Bulldogs.

Puede que no cumplan con los arbitrarios estereotipos de algunos concursos de perritos, pero tendrán una mejor calidad de vida.

Si de algo podemos estar seguros es que ningún perrito merece nacer con un sinfín de problemas de salud por cumplir con los requisitos que algunas personas consideran que debe tener.

“Antes que nada, un bulldog francés es un perro. Un perro de moverse libremente y no sentir que su cuerpo es un impedimento”, dijo Chantal.

Lo más importantes en los perritos siempre será su salud, no su raza, tamaño ni precio. Ellos no son un objeto.

¿Qué opinas de la campaña de estos criadores? Comparte esta noticia para crear conciencia sobre los problemas respiratorios que tantos peludos sufren por la cría irresponsable.