Recicla la basura electoral y la convierte en casitas para animales vulnerables de la calle

En el mundo existen personas brillantes con innumerables talentos, pero no en todos los casos esa luminaria es puesta al servicio de los demás o para hacer algo positivo en la sociedad.

Muchos cerebros utilizan su inteligencia para enriquecerse ellos mismo. Sin embargo, aún existen personas por las cuales vale la pena seguir apostando por la humanidad.

Estos héroes sin capa están en todas partes del mundo.

Uno de estos buenos ejemplos lo está dando una joven mexicana llamada Mariana que ha decidido sanear las calles de su ciudad, al mismo tiempo que aporta un casita alternativa para animalitos indefensos.

Hoy queremos mostrarte su idea.

Esta ingeniosa chica estaba cansada de ver las calles de su querida Monterrey repletas de basura electoral. Como en tantos lugares del mundo, cada vez que se acerca la época de elecciones los candidatos empapelan las calles con sus rostros y vallas de gran tamaño. El asunto es que una vez terminada la campaña nadie recuerda limpiar tanta contaminación visual.

El asunto era algo que molestaba enormemente a Mariana pero ella decidió utilizar su ingenio para reutilizar tanto material tirado en la calle y hacer con ellos algo fantástico.

Nada más y nada menos que casitas para perros sin hogar.

Los callejeros sufren muchísimo no sólo por la falta de alimento y el desprecio de las personas, sino por la temeridad del clima.

El sol puede ser implacable durante el día pero en la noche el frío se apodera de las calles y les congelas sus pobres huesitos.

No hay que pensar mucho para saber que necesitan un refugio.

Fue esa situación la que llevó a Mariana a construir casitas para que las mascotas se protejan y, como los recursos económicos no le sobran, tuvo la idea de reutilizar el material electoral.

Tantos carteles desperdigados en la calle tienen ahora una nueva función.

Mariana es una animalista independiente y administra un refugio en el que alberga casi 400 animales. El número puede sonar enorme pero ella sabe que eso es nada en comparación con la cantidad de criaturas que necesitan su ayuda.

Por extraño que suene, estos panfletos son oro para Mariana.

Ante la imposibilidad de albergar a tantas almitas sin hogar, la chica está dándoles a muchos una casita temporal en la cual descansar.

Mariana recolectó tanta propaganda política y las transformó en pequeños refugios.

Esta chica siempre piensa en grande y conoce perfectamente sus imitaciones. Por tal razón, ahora está promoviendo la creación de estas casitas con la esperanza de que más gente se sume a su causa.

“Se me ocurrió que con parte de mi trabajo lo que yo hago para mantener el refugio, que es haciendo pasteles, podía motivar a la gente a reutilizar y reciclar toda la propaganda electoral que se convierte en basura“, detalló Mariana.

La mexicana incentiva a las personas a llevarle tanto material como puedan y ella les recompensa con un cupcake de regalo por cada lona donada.

Estas casitas están siendo ubicadas en lugares estratégicos a lo largo del estado de Monterrey, pero Mariana espera que la idea se multiplique no solo en el territorio nacional sino alrededor del mundo.

Con este dulce detalle Mariana anima a la gente a colaborarle.

Esta chica es una animalista innata con más de 13 años de experiencia. Por eso explica que no solo los perros se han beneficiado con su hermosa labor.

“Empecé a incluir búhos, tlacuaches, ardillas, y no como mascota sino como rehabilitación como mamá sustituta para después liberarlos“, explicó-.

Todos podemos hacer tanto bien como el que hace Mariana, comparte su iniciativa y que más gente se sume a esta hermosa causa. ¡Anímate a ser esa alma altruista de tu ciudad!