Reconoce el olor de sus cachorros que por un regalo del destino llegaron a la misma perrera

Seguramente has escuchado que el destino es muy sabio y que las cosas pasan por algo. Si aún lo dudas, te presentamos una de esas historias realmente sorprendentes con el mejor resultado gracias al destino, pues nadie hizo nada o algo para que los puntos se unieran de tal manera que se lograra el reencuentro perfecto.

Todo comenzó cuando una camada de cinco perritos llegó al criadero de Butera, Caltanisseta-Italia.

La familia fue bautizada como Los Simpsons.

Los perritos fueron abandonados en el interior de un local y rescatados por miembros de la organización Dog Village.

Los peluditos mestizos apenas tenían algunos días de nacidos, aunque buscaron en el local y alrededores para encontrar alguna pista de la madre, no hallaron nada. Por suerte, fueron rescatados y recibieron toda la atención que necesitaban.

Maggie, Bart, Lisa, Homero y Milhouse, fueron los nombres que recibieron los miembros de esta adorable camada.

Los perritos fueron fotografiados y puesto en adopción. Sin embargo, lo que pasó tan solo dos días después haber llegado al criadero dejó a todos con el corazón palpitando de emoción.

Una madre perruna en periodo de lactancia llegó al recinto, notablemente había sido madre hace muy poco. Lo que nadie imaginaba era que se trataba de la madre de los cachorritos, mejor dicho, de Los Simpsons.

La adorable camada comparte con su madre antes de ser adoptados.

Al llegar al lugar la perrita estaba inquieta, no paraba de ladrar y parecía en busca de algo. Los voluntarios entendieron su conducta y fueron en busca de los cachorros.

Increíblemente había reconocido sus olores, las crías corrieron junto a ella y se alimentaron del pecho de su madre. Al contacto con las crías la madre solo podía reflejar infinita felicidad a través de sus ojos.

Los perritos posaron con coloridas prendas y llenos de ternura.

Los Simpsons estaban de nuevo juntos y todo por obra del destino. Como el proceso de adopción de los cachorritos ya había comenzado no pasó mucho tiempo para que cientos de internautas se mostraran interesados en llevárselos a casa.

Solo esperaran unos días para que terminen el proceso de lactancia y serán trasladados a sus nuevos hogares ubicados en el norte de Italia.

Todos  los peluditos ya tienen nuevos hogares.

La feliz madre por su parte, aún sigue en la espera de una familia dispuesta a tratarla como un miembro más.

Una madre feliz de reencontrarse con sus crías.

Por los momentos, disfruta de haber encontrado a sus crías que no pasaran por amargas escenas como la que ella tuvo que tolerar para sobrevivir. Deseamos que pronto encuentre la familia indicada.

El vínculo entre una madre y sus crías es de los lazos más fuertes que podamos presenciar. Que alegría saber que pudieron disfrutarse antes de tomar caminos diferentes. No te vayas sin antes compartir esta tierna historia.