Este indigente se queda sin esperanzas de encontrar a su perrita, hasta que sucede un milagro

Hay quienes piensan que las personas que menos tienen son aquellos que están dispuestos a dar mucho más. Este pensamiento se hace vigente en la historia que leerás a continuación.

Un hombre con carencias económicas, pero con amor en abundancia, estuvo dispuesto a dar lo poco que tenía por recuperar a su mejor amiga, su perrita Tata.

Una mañana, Jarvis Smith, un miembro del personal de DeKalb County Animal Services, un refugio de animales ubicado en Georgia, Estados Unidos, encontró a un hombre en condición de calle durmiendo en las afueras del centro. Verlo en tal situación le tocó el corazón, por lo cual decidió conocer la historia que lo había llevado a estar en esa condición, además de ayudarlo en lo que sea necesario.

Después de una larga charla descubrió que este hombre había estado buscando a su mejor amiga, una hermosa perrita llamada Tata con la que había compartido muchos años de vida.

Él estaba esperanzado porque creía que en ese lugar encontraría a lo único importante que tenía en su vida. Estuvo dispuesto a gastar todo el dinero que poseía en el boleto de tren que lo llevó hasta el refugio.

Por suerte, hacía dos semanas habían encontrado a la mascota perdida fuera del centro. Sin embargo, poco tiempo atrás había sido trasladada a la nueva sede que poseía DeKalb County Animal Services. Jarvis, motivado por el amor que sentía el indigente por su perrita, le ofreció cubrir los gastos del viaje, ya que no deseaba que fuera hasta aquel lugar a pie.

La pequeña peluda ya se había familiarizado con el resto del personal del centro. De hecho, Karen Hirsch, una empleada del refugio, describía a Tata como una mascota feliz y saludable. Llegando a afirmar que a pesar de las carencias materiales que su amo poseía, ambos son eran ricos en amor.  Afirmación que fue evidenciada cuando ambos se reencontraron.

“Se podía ver la alegría en su rostro cuando se reunieron, fue maravilloso, la alegría de los dos fue palpable, levantó el espíritu de todos los que lo veían, el amor es el amor, no importa de quién venga”, dijo Karen.

Para este señor, Tata siempre será la prioridad de su vida, sin ella muchas cosas no tendrían sentido. Este amor es el que llevó a la asociación a renunciar a sus honorarios normales y le ofrecieron a la peculiar pareja asistencia en cualquier circunstancia.

Esta historia ha motivado a DeKalb County Animal Services a crear una fundación en apoyo a todas las personas en situación de calle para mantener a sus mascotas. Con la experiencia de este señor, han descubierto que existen personas sin un techo, que cuidan y protegen a sus mascotas mucho mejor que aquellos que poseen un hogar.

Karen aconseja que si se siente desconfianza cada vez que se observa a una persona sin techo con un animal y no se desea darle dinero, quizás se le pueda ofrecer alimentos e incluso medicina anti pulgas. Otras cosas que podrían necesitar son envases de agua o cualquier suministro que una persona u animal pueda llegar a necesitar.

Sin lugar a dudas, esta historia motiva no solo al refugio y a sus empleados, sino a todas aquellas personas que la conocen, ya que pone en perspectiva lo que realmente tiene valor, si lo material o el amor sincero de un ser querido.

Puedes ver el emotivo vídeo del reencuentro entre el hombre y Tata, a continuación:

Publiée par Tracy Hunton Thompson sur Vendredi 18 août 2017

¡Comparte esta historia con tus amigos y familiares! Hazlos meditar en aquello que realmente vale la pena, el amor sincero e incondicional.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!