Renuncia a sus regalos de cumpleaños y a cambio pide algo especial para los perritos sin hogar

Siempre ha sido bien sabido que los adultos deben ser el ejemplo para los más chicos y si queremos cosechar grandes frutos lo mejor será inspirarlos de una forma positiva. Así ha sucedido en la vida de Mily, una niña chilena que decidió no tener regalos sino donaciones para perritos sin hogar.

Todo esto gracias a la influencia que ha ejercido en ella el trabajo de su tía Carolina Pino.

Carolina es la presidenta de Suyai, una Fundación abocada de promover los derechos de los animales y la tenencia responsable. A diario, esta mujer se enfrenta a realidades bastante triste pero en su camino también ha conocido a personas de buen corazón que siempre están dispuestos a ayudar a sus amigos de cuatro patas.

Sin embargo, el año pasado Carolina se llevó la sorpresa más grata de su vida al recibir un Whatsapp de su sobrina Mily.

La pequeña estaba emocionada por la llegada de su octavo cumpleaños, el 31 de agosto, pero ella no quería regalos.

En el mensaje, Mily le estaba informando a su tía que había hecho un pedido especial a cada invitado de su fiesta de cumpleaños. Las personas que asistirían a la celebración debían colaborar con alimento para perros, en lugar de juguetes para ella.

Carolina no pudo contener su alegría y orgullo por el hermoso gesto de su sobrina y decidió compartir las fotografías de la conversación, que se hicieron virales.

Después de la fiesta de cumpleaños, Mily acudió al refugio de su tía junto a sus padres e hizo entrega de 43 kilos de comida para perros que había recaudado entre sus invitados. Pero esta no sería la primera vez que esta pequeña hacía algo así.

“Años atrás, cuando era muy chiquita, ella juntaba monedas y le pedía a todos sus familiares financiar esterilizaciones y comprar comida para perritos callejeros. Ella siempre ha tenido esa motivación”, comentó Carolina Pino.

No quedan dudas de que el ejemplo de su tía ha tenido un gran impacto en la vida de esta pequeña. Aunque no por esto puede dejar de reconocerse lo grande y hermoso de su noble corazón.

Además, la presidenta de Suyai también les concede gran parte del mérito a los padres de Mily.

“Hay que aplaudir la formación que le han dado sus papás con respecto a la sensibilidad y tener esa empatía hacia el entorno, hacia los que sufren. Ella es un ejemplo y nos da esperanza, Fundación Funyai significa precisamente esperanza en madungún”, expresó Carolina.

Tantos los padres como la propia tía son dignos de aplaudir por la gran labor que han hecho con la educación de esta pequeña. Las acciones y buenos gestos de Mily así lo reflejan y estamos seguros que esta es sólo una de las numerosas iniciativas que la pequeña realizará a favor de los animalitos más necesitados. Su amor por ellos es realmente incalculable.

Antes de irte comparte la historia de Mily y que su buena acción sirva de ejemplo para que más personas se animen a colaborar ¿Si ella pudo ayudar a los animales sin hogar por qué tu no puedes hacerlo?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!