Rescatado de un criadero, vivía en una jaula tan pequeña que no podía dormir acostado

Las secuelas que puede tener un perrito sacado de un criadero, son incontables. Nadie es capaz de hacerse una real idea de todo lo que deben sufrir en ese encierro por culpa de quienes se lucran de su raza.

Afortunadamente, existen héroes que llegan, a veces no tan pronto como quisiéramos, para ofrecerles una segunda oportunidad y sanar en algo sus severos traumas.

Muchas personas están en contra de los criaderos de perros, especialmente cuando en las calles habitan muchos cachorros que buscan a una familia que los quiera, pero también por la forma en la que los perritos tienen que vivir mientras consiguen un nuevo hogar.

Este perrito salvado de un criadero es Jordan y su historia es realmente triste

criadero

El pasado de Jordan Knight es verdaderamente desgarrador. Después de mucho tiempo, fue rescatado de un criadero que terminó siendo clausurado a pesar de tener licencias para mantener a los perros en el lugar, pues se encontró que mantenían a los animales bajo penosas condiciones y la policía tuvo que interceder.

Este pequeñín estuvo finalmente a salvo tras aquel incidente

Por suerte, Jordan fue rescatado de aquel terrible lugar junto a otros 700 perros, y en la actualidad él está comenzando a experimentar la amabilidad que los seres humanos tienen para ofrecer, pero este ha sido un proceso largo y difícil para el cachorro.

Prueba del lamentable estado de Jordan fue la primera noche que pasó en su hogar de acogida cuando intentó dormir, donde demostró lo dura que es la vida para un perro que vivió en un criadero.

El daño emocional ya estaba hecho, las escenas taladran el alma a cualquiera:

Todo sucedió cuando Melissa Lentz, la actual encargada de Jordan, lo trajo a casa. Ella sabía que este cambio era abrumador para el perrito. Sin embargo, no quiso negarle la oportunidad de una vida mejor, pero no imaginó lo que presenciaría cuando llegara la hora de dormir.

Ella decidió darle espacio para que se acostumbrara por su cuenta, prestándole atención al cachorro. Cuando finalmente se dirigió a su camita de perro, en vez de acostarse, solo recostó un poco su cabeza contra la almohada y se quedó dormido de pie.

Sobre la dura escena, Releash Atlanta, la organización que ayudó a rescatar a Jordan, explicó:

“Él estaba acostumbrado a dormir de pie porque vivía en una jaula muy estrecha e hizo lo mismo en su hogar de acogida”.

Pero poco a poco, Jordan aprendió que las cosas en su nuevo hogar eran muy diferentes, ahora tenía muchos compañeros caninos que lo querían, nuevos lugares para explorar y varios sitios en los que estaba permitido acostarse cuanto quisiera.

Así fue como durmió Jordan el primer día en su hogar de acogida

El perrito también descubrió que adora acurrucarse en el sofá junto a sus otros compañeros caninos, así como que su comida favorita es la cena y aprendió que a su dueña le gusta que él se acueste en sus piernas.

Por suerte, el cambio ha sido notable y él lo ha disfrutado mucho

El valiente Jordan definitivamente ha progresado mucho desde su primera noche en el hogar de acogida y ahora hasta duerme acostado a sus anchas, todo gracias a la atención y el amor que le ha brindado su familia temporal.

Con algo de suerte, pronto Jordan podrá ser puesto en adopción

Estos animales han sido traumatizados mental y emocionalmente, así que esperar que ellos cambien de la noche a la mañana es algo imposible. Sin embargo, con mucho amor y paciencia, ellos lograrán olvidar su terrible pasado.

Ojalá que esta historia sirva para que muchas personas en el mundo conozcan la realidad de los perros que viven en criaderos. ¡No compres, adopta!