Permanecía en la esquina de un callejón contra la pared hasta que alguien logró ver su cara

Es  posible que muchas personas pasen indiferentes ante el dolor de cientos de perritos callejeros al ser abandonados. Ellos solo viven de las migajas que lograrán encontrar en la basura o de lo poco que algunas personas puedan darles.

Sí, es posible que seas parte de esa población que cuenta con un techo y comida diaria, un pequeño espacio  al que llamas hogar donde puedas descansar cada vez que lo necesitas.

Se trata de un cachorrito con algunos meses de nacido.

Pero en el mundo hay una fuerte realidad que no se puede negar, varios países viven en la miseria sumergidos en la pobreza sin poder alimentar a la familia ni mucho menos a los perritos.

Por ello, tristemente muchos son abandonados e incluso sacrificados. Esto es lo que vive diariamente una comunidad en India.

El perrito estuvo en el santuario de Animal Aid hasta que sanó por completo.

Ver a los perritos indefensos y totalmente vulnerables parte el alma, algunos son alimentados por personas bondadosas que aun sin tener lo suficiente para comer, compran algo de comida para alimentar a estos peluditos que a gritos piden ayuda.

Gracias a un grupo de personas que decidieron llamar al equipo de rescate de Animal Aid Unlimite, se pudo rescatar a un perrito hambriento y desorientado que se encontraba en el pasillo de un vecindario.

Los voluntarios llamaron al perrito Timmy.

Cuando los rescatistas llegaron no solo lo vieron de espalda en un rincón, temieron por su salud al ver que tenía la cara muy hinchada y cubierta de sangre.

A pesar de todo el dolor que sentía el dulce perrito logró mover su colita, como si supiera que la ayuda había llegado. Sin duda alguna, estaba en las manos correctas.

Su tratamiento fue a base  de antibióticos orales y tópicos.

Tras recogerlo lo trasladaron al santuario de Animal Aid donde recibió toda la atención médica que necesitaba. Tras revisarlo el veterinario indicó:

«Tenía una infección que provocó la acumulación de líquido debajo de su piel. Es por eso que su carita está hinchada”.

Por suerte, la herida era pequeña. El veterinario comenta que esto puede ocurrir con bastante frecuencia sin un animalito no se mantiene limpio y bajo observación.

El dulce Timmy se recuperó satisfactoriamente, estuvo bajo el cuidado de los voluntarios quienes lo consintieron y mimaron diariamente. El santuario descubrió que el pequeño perrito tiene una madre y hermanos, así que una vez que culminó el tratamiento lo reunieron con su familia.

La recuperación de Timmy fue satisfactoria gracias al cuidado de voluntarios y rescatistas.

Aunque Timmy y su familia no tienen un hogar fijo, todos los vecinos se comprometieron a cuidar de ellos.

Bien dicen que el que menos tiene es el quien más da, y está humilde comunidad nos demuestra que no hay mejor tratamiento que el amor incondicional.

El equipo de rescate se comprometió a llevar bolsas de comida para ayudar algunas familias y perritos.

Recuerda que grupos de rescates como Animal Aid puedan ayudar a los perritos más vulnerables gracias a las donaciones que realizan los amantes de los animales. Ayuda a tu refugio más cercano y anímate adoptar un perrito.

No dejes de compartir la nota en tus redes y hagamos viral la increíble recuperación de un perrito que solo necesitó un gesto de amor para lucir diferente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!