Rescatan a una gata y los guía hacía el lugar en el que yacían sus bebés recién nacidos

Kia y Kris Papiernik son una pareja que desde hace años se dedica ayudar a los gatitos sin hogar en Filadelfia. Recientemente encontraron a una gatita vagando por las calles y decidieron que la ayudarían.

Lo que no podían imaginar era que también terminarían salvando a toda una camada de mininos recién nacidos.

Los Papiernik estaban conduciendo cuando vieron a la gatita cruzar la calle nerviosamente.

Se detuvieron para darle un poco de comida y fue entonces cuando notaron que la peludita estaba lactando.

Era una clara señal de que acababa de dar a luz y sus bebés debían encontrarse muy cerca de allí.

Para no asustar a la agotada madre, Kia y Kirs regresaron al auto y la siguieron con mucho sigilo.

La vieron entrar al garaje de una casa y esconderse en una vieja caja. Allí habían 4 adorables bebés esperando por un alma caritativa.

Los rescatistas hablaron con el dueño de la casa y él les explicó que se trataba de una gata sin hogar que había decidido tener a sus bebés allí.

No tuvo problema alguno en entregarla a los rescatistas con su nueva camada así que los Papiernik regresaron al día siguiente para llevarlos a todos a un lugar seguro. Cuando volvieron, notaron que uno de los gatitos tenía la cara algo extraña.

“Regresamos al día siguiente y recogimos a esta pequeña familia. Fue entonces cuando notamos que teníamos un gatito especial”, dijo Kris.

Los llevaron a todos al veterinario y allí descubrieron qué era lo que sucedía. El menor de ellos fue diagnosticado con labio leporino y anoftalmia.

Debido a un trastorno genético, había nacido sin su globo y tejido ocular pero el médico les aseguró que el hermoso gatito podía llevar una vida larga y feliz.

La dedicada madre se encuentra junto a Kia y Kris como un hogar temporal. Junto a ellos brinda muchísimos cuidados y mimos a sus pequeños. Todos están creciendo felices y pronto serán dados en adopción.

“La mamá es absolutamente amorosa. Me deja tocar a sus bebés y me abraza”, dijo Kris.

Los mininos sin hogar deben enfrentar todo tipo de dificultades para encontrar un techo seguro y para lograr hacerse con algo de alimento. Afortunadamente, todos estos hermanitos serán dados en adopción y no tendrán que conocer las penurias de la calle.

Nunca dudes en ofrecer tu ayuda a un animalito en apuros, ellos siempre lo sabrán agradecer con muchísimo amor. ¡Comparte!