Rescatan un perrito ciego que se lanzó a un charco con la carita al cielo, esperando su final

Sin poder ver y con una profunda tristeza en su alma, el perrito de esta historia decidió echarse en el lodo a esperar que los ángeles caninos bajaran a buscarlo.

No es que el peludito no quisiera vivir pero sentía que sus fuerzas no daban para más, por suerte un grupo de samaritanos llegaron a salvarlo.

Ver al perrito en esas condiciones era una verdadera tristeza

Perrito

Se trataba de los voluntarios de Animal Step Official, quienes lo encontraron aparentemente dormido sobre el lodo.

Pero, lo que realmente sucedía es que el animalito no tenía más fuerzas para seguir adelante, el mismo perrito se había resignado a cruzar el puente en caso de que nadie llegara a rescatarlo.

El pobre estaba resignado a morir.

Aunque intentaron levantarlo, el animalito no lograba ponerse de pie pues había soportado mucha hambre y dolor durante días.

Nadie puede decir con exactitud cuánto tiempo había pasado en ese estado. La realidad es que el perrito no solo estaba deshidratado y en los huesos, sino que tenía una fuerte lesión en uno de sus ojos.

Este perrito había sido abandonado, pese a su falta de visión.

Después de dedicarle sus mejores años a quienes él consideraba su familia, lo habían dejado de lado a causa de su invidencia. En el momento en que lo encontraron el perrito tenía una seria lesión en uno de sus ojitos que no había sido atendida, así que decidieron rescatarlo para darle la ayuda que tanto merecía.

Ningún animal merece pasar por este dolor y por eso es necesario que todos recapacitemos, debemos ser más sensibles para hacer de esta tierra un lugar más feliz.

Precisamente eso es lo que intentaron hacer los rescatistas que ayudaron al perrito.

Sus rescatistas lo tomaron entre los brazos y llevaron hasta una clínica veterinaria para revisarlo. Ya había sufrido mucho, así que el perrito merecía ser ayudado. El médico que lo atendió realizó un chequeo exploratorio en su ojo para ver qué tan grave era su condición.

Pero además de eso, al perrito le colocaron suero intravenoso para hidratarlo y lograr que recuperara fuerzas. Estas personas estaban allí para ayudarlo y no lo dejarían solo, después de rescatarlo de aquel charco.

Iban a darlo todo por hacerlo feliz y verlo sano.

Resultó que este amiguito también padecía de una fuerte anemia y debieron realizarle transfusiones de sangre para levantar sus defensas y valores. Aunque el proceso fue un poco angustiante para el can, este se portó como todo un guerrero.

El perrito logró ponerse de pie, después de recibir la atención y medicina adecuada. Ese momento fue bastante especial para todos en la clínica.

Sin duda que el animal fue bastante afortunado de ser encontrado a tiempo.

Un mes después de su rescate el perrito era otro. Nadie hubiese imaginado que se trataba del can encontrado en aquel horrible charco.

Ni siquiera su antigua familia lo hubiese reconocido, es una lástima que ellos se negaran a luchar a su lado y se negaran la posibilidad de ver la recuperación de este angelito.

Mira la linda recuperación de este perrito.

A este ser indefenso lo dejaron de lado solo por haber quedado ciego, un acto que no tiene justificación alguna.

Pero lo importante es que nunca más volverá a pasar por eso o sufrir algún daño, ya que las personas que lo rescataron lo están rehabilitando para encontrarle una verdadera familia.

Una familia muy diferente a esa que lo dejó cuando él más los necesitaba.

Lo bueno de esta historia es que no pasó mucho tiempo para que esas personas llegaran a la vida del perrito. Una mujer se interesó tanto en su caso que lo fue a conocer al refugio y decidió adoptarlo.

Ahora este perrito indefenso sabrá lo que es vivir realmente feliz y ser amado.