El aparatoso rescate de una cachorrita que cayó en un profundo pozo de más de 3 metros

Zella es una hermosa cachorrita que cuenta con dieciséis semanas de edad. La traviesa perrita jugaba distraída por un bosque en Connecticut cerca de su casa, mientras su familia humana la cuidaba. Pero de repente salió corriendo y pasó por un pozo ya seco y se cayó hasta el fondo. El pozo tenía más de 3 metros de profundidad.

El pozo era muy angosto y profundo, lo que impidió que saliera por su propio pie. Sus familiares estaban muy preocupados por ella pero tampoco podían ayudarla, así que decidieron llamar al 911.

Zella no perdió la compostura y esperó con tranquilidad a que llegara la ayuda experta

De inmediato, la ayuda del Departamento de bomberos que está ubicado en Danielson, Connecticut, y quienes son expertos en esta clase de rescates, no se hizo esperar y llegó al lugar donde ocurrió el accidente.

«El Departamento de Bomberos de South Killingly dirige un equipo de rescate técnico conjunto formado por bomberos de otros departamentos del área que tienen capacidad especializada en rescate con cuerdas y emergencias en espacios confinados», dijo el capitán del Departamento de Bomberos del Sur de Killingly, Joseph Lee.

Solo podía verse la carita de la asustada perrita en el fondo del agujero

Al llegar al sitio, el equipo de rescate analizó lo ocurrido y decidió bajar a Levi Davis, a quien se le encomienda directamente la responsabilidad de sacar a la perrita del pozo donde había quedado atascada. La operación de rescate no duró mucho tiempo, apenas media hora.

Y así fue como el bombero rescató a Zella y la llevó a un sitio seguro donde la esperaban sus padres humanos, quienes se alegraron mucho al tenerla de nuevo sana y salva entre sus brazos.

«La perra estaba feliz e ilesa. El propietario nos ha elogiado en las redes sociales y está muy agradecido por la ayuda aportada», dijo Lee

Zella no sufrió ningún tipo de daño y sin pensarlo dos veces se lanzó sobre el familiar rostro de su humano.

La noticia de este caso fue subida en la página de Facebook del Departamento de Bomberos. Los internautas que leyeron la publicación se alegraron mucho al saber que la perrita fue rescatada sin sufrir ninguna lesión o daño.

Los cachorritos son traviesos como los niños pequeños y casi siempre están haciendo cosas que los pueden meter en aprietos. Por eso sus humanos deben estar siempre pendientes de sus acciones e intentar evitar un accidente que pueda poner en peligro la vida de estos adorables seres. Aunque a veces es imposible… ¡lo digo por experiencia!

South Killingly Fire Department

Estos animalitos son criaturas que llenan de felicidad la vida de muchas personas. Son tan inteligentes que siempre nos sorprenden y salpican nuestras vidas de alegría y mucha emoción.

¡Comparte esta linda historia con tus amigos y disfrutemos cada día de las hermosas vivencias que nos dan nuestras mascotas!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!